Current affairs

Tourism blog

March 24, 2016

¿Qué habilidad necesitas para ser un buen profesional del turismo?

Cuando vas al extranjero, el factor humano es determinante. Estar en un país que no es el tuyo siempre da una especie de inseguridad que te hace sentir indefenso y desprotegido. Es en este punto cuando los profesionales del turismo y la hostelería entran en juego. Ellos son los encargados de acompañar a los viajeros y darles una oferta completa y adecuada.

Pero ¿qué cualidades necesitan este tipo profesionales? Si bien es cierto que la capacidad de gestión y las habilidades para socializarse son imprescindibles, existen otro amplio grupo de virtudes que son básicas para todo profesional del sector. Conocerlas y aplicarlas es la base para triunfar.

Si eres un estudiante de turismo o, simplemente te interesa mejorar profesionalmente, no te pierdas las 7 virtudes que todo hostelero debe reunir.

1. La comunicación es básica

Aunque no lo parezca, en este sector todo tiene que ver con la comunicación. Debes ser capaz de ofrecer una directrices claras y concisas para señalar cuáles son los atractivos turísticos más importantes que tiene la localidad en la que se encuentra tu hotel.

Esto no quiere decir que, necesariamente, debas ser una persona extrovertida. Se trata, únicamente, de ser capaz de conectar con tus clientes y ofrecerles la mejor opción para sus vacaciones.

2. Controla el estrés

Si ya has tenido una experiencia en un hotel sabrás de lo que hablo. Este tipo de trabajo implica un gran volumen de tareas diversas a lo largo del día. Desde coordinar el servicio de habitaciones hasta ofrecer una visita guiada a los turistas extranjeros.

Tu misión aquí es ser capaz de organizarte y gestionar, de la mejor forma posible, la carga de trabajo. Esto es aplicable a cualquier posición dentro del hotel, sea cual sea el cargo.

 

hosteleria

 

3. La creatividad es un valor añadido

Cuando visitas un país que no es el tuyo lo que buscas, básicamente, es sorprenderte por lo desconocido. Por eso, debes aprender a ser creativo y satisfacer la curiosidad de los turistas. Un cocktel de frutas, una visita guiada a un museo de arte contemporáneo o dar una decoración temática a tu hall de entrada… ¡Seguro que se te ocurren muchas ideas!

4. Cuida la presencia online

Lo que no está en Google, no existe. Si el hotel donde trabajas no tiene presencia online tienes mucho trabajo por delante. La nueva generación millennial necesita que le hables en su mismo idioma y que les des una respuesta atractiva si te buscan en internet o en las redes sociales.

5. Siempre amables y sonrientes

Hay gente que tiene esa capacidad innata de hacerte sentir bien sólo con su compañía. En el mundo de la hostelería, conseguir algo así es, sin duda, la mejor manera para destacar. Aunque esto te parezca un escollo insalvable, la amabilidad consiste, únicamente, en ser educado y sonreír.

 

recepcionista

 

6. Capacidad para improvisar

Cuanto antes asimiles que no todo saldrá según lo previsto, mejor. En un hotel hay cancelación de vuelos, turistas con costumbres extrañas o, simplemente, cosas que se salen del guión. Cuando ocurra, ten siempre preparado un plan B.

7. Nunca se sabe demasiado

Todos los trabajos necesitan formación. La hostelería no es menos y también requiere de proactividad en lo que a la educación se refiere. Además de un grado en turismo es muy positivo saber otros idiomas o plantearse cursos y posgrados superiores.

 

formación

Ostelea