logo

Actualidad

Blog de turismo

Marzo 13, 2017

10 razones por las que Barcelona es la ciudad del turismo perfecto

Blog de turismo

Cuando pensamos en cuál es la ciudad perfecta en cuanto al sector turístico, Barcelona destaca por encima de las otras. Pero... ¿Por qué? Para atraer a los turistas de todos los países del mundo se tiene que tener una serie de atributos que se complementan entre sí y que puedan conquistar los corazones de personas de todas etnias, culturas y preferencias. En definitiva, una ciudad que ofrezca tanta diversidad de servicios que pueda adaptarse a los gustos de cualquiera.

 

barcelonaturismo

 

Barcelona es…

...Una ciudad mediterránea y cosmopolita

El clima, la dieta y el carácter propio de Barcelona se siente en su ambiente. El sol y las temperaturas agradables, tanto en verano como en invierno, llenan la experiencia del turista de ganas de moverse e investigar todos los rincones de la ciudad.

...Un lugar para chuparse los dedos

La gastronomía de Barcelona ayuda a ver la ciudad con el estómago lleno. Des de las tapas y el “pa amb tomàquet” hasta las mejores paellas complementan la larga historia de la cocina catalana.

...La capital del modernismo

La Sagrada Família, La Pedrera, La Casa Amatller, La Casa Batlló... Cuando paseas por la ciudad es como si caminaras por un museo al aire libre. Déjate conquistar por todas las obras maestras llenas de color, historia y magia en las calles de la Barcelona modernista.

...Banco de pruebas de artistas vanguardistas

Miró, Dalí, Tàpies, Gaudí, Picasso y muchos más decidieron dejar su huella en la ciudad. El talento creativo que depositaron estos artistas en Barcelona se ve reflejado en edificios de diseño, exposiciones de arte y en los rincones más inesperados de la ciudad.

 

turismobarcelona

 

...Una ciudad con una historia de más de 2.000 años

Esto te permite ver la ciudad desde diferentes puntos de vista temporales. Te puedes transportar a años atrás recorriendo su casco antiguo o viajar al futuro la arquitectura futurista de la Torre Agbar. Y, no te olvides de los más de 100 espacios naturales como el Parc Güell o el Parc de la Ciutadella.

...Un punto de unión cultural

La multiculturalidad de Barcelona, mezclada con la fuerte cultura propia enriquecen el aire de la ciudad. Con la misma gente, las tradiciones, la variedad de tipos de comida y los turistas se crea una mezcla especial que se puede ver en pocos sitios del mundo.

...Una ciudad con playa y montaña

Lo mejor de Barcelona es que, tanto la playa como la montaña, están a menos de una hora del centro. La ciudad tiene el tamaño perfecto para los turistas, ni es pequeña ni muy grande, lo cual te permite, si te lo propones, verla entera. Puedes tomar el sol por la mañana y estar en el parque de atracciones del Tibidabo por la tarde.

...Reina del movimiento

El transporte público de Barcelona cubre el mapa entero de la ciudad. Hay buses nocturnos, metro 24 horas los fines de semana y nunca es difícil encontrar un taxi.

...Cultural

La oferta de Barcelona en cultura es infinita. Teatros, museos, música de todos tipos y en todos sitios, danza, literatura y mucha más oferta para los amantes de la cultura. Esta multitud de propuestas permiten crear experiencias que recuerdas el resto de tu vida y para todos los gustos. Además de los mejores festivales musicales de Europa, como el Sonar, el Primavera Sound o el Cruïlla.

...Una ciudad deportiva

Para aquellos que no les interesa nada de lo expuesto en los nueve puntos anteriores, hay otra razón por la cual Barcelona triunfa; el deporte. En la ciudad se compite el Trofeo Conde Godó de Tenis, los Campeonatos de F1, hípica, vela y, por supuesto, es la sede del Fútbol Club Barcelona, el equipo que ha llevado el nombre de Barcelona por todo el mundo.

Con esta lista de puntos fuertes de la ciudad se ve la diversidad de ofertas que hace que Barcelona sea la ciudad del turismo perfecto. Una ciudad donde puedes experimentar el turismo urbano por excelencia.

Además, por muy diferentes que sean nuestros gustos a la hora de hacer turismo, encontraremos lo que nos gusta. A parte, el encanto de Barcelona tiene un poder de imantación muy fuerte que hace que, aunque al final pueda parecer una ciudad agobiante para algunos, cuando te vas, es imposible no echarla de menos.