logo

Actualidad

Blog de turismo

Agosto 23, 2016

5 consejos para no fallar sirviendo una mesa

Blog de turismo

¿Cómo servir una mesa correctamente? Es algo tan obvio que quizás, jamás te lo habías planteado. Lo cierto es que existen muchas formas de hacerlo y, dependiendo del plato que estés sirviendo y del tipo de servicio que quieras dar, deberás atender a unas exigencias u otras.

Para la dirección de un equipo de cocina, es crucial reparar mucha atención a este punto y no fallar a la hora de servir una mesa. Muchas universidades y escuelas de turismo han escrito mucho sobre el tema. Hoy te traemos la lista con los 5 consejos imprescindibles para dar un servicio de cocina excelente.

1. La bebida es siempre lo primero

La bebida es –SIEMPRE- lo primero que se sirve y bajo ningún concepto se debe poner un plato en la mesa sin antes haber llenado las copas de los comensales. Por cierto, en el caso de que pidan agua lo más común es servirla siempre fría a no ser que el cliente pida, expresamente, agua a temperatura natural.

Un error muy típico que se comete en la mayoría de restaurantes es el de pedir las bebidas nada más se sientan los comensales en la mesa. Lo mejor es preguntar por la bebida justo cuando están mirando la carta. De esta manera podrán basar su elección en base a lo que están comiendo y conseguir así una experiencia gastronómica única.

tocar el vidrio

2. Después de cada plato

El camarero tiene que entrar por la derecha para llenar las copas o para retirar los cubiertos después de cada plato. Cuando se sirve cristalería, hay que procurar tocar lo menos posible la pieza. Incluso cuando se retira, hay que intentar no meter los dedos dentro del baso o evitar tocar en exceso con la yema de los dedos los cubiertos y vasos.

En los restaurantes de categoría, se debe utilizar una bandeja para retirar el servicio después de cada plato. Es fundamental no llenar las bandejas en exceso, de lo contrario, puedes crear la sensación de prisa al comensal.

cargar demasiado la bandeja

3. Si hay incidencias

Si algo cae del plato al suelo, nunca se toca con las manos. Se retira con una escoba o pinza y se sirve un plato nuevo. Si lo que cae es un cubierto o servilleta, se recoge inmediatamente y se da un juego nuevo al comensal.

colocar los cubiertos

4. Silencio absoluto durante el servicio

Un restaurante tiene que convertirse en un templo gastronómico en el que todo facilite la degustación y el disfrute de la comida. Por eso, hay que evitar otras distracciones que puedan interrumpir este proceso como el ruido de los camareros al recoger, el tintineo de la cubertería o elevar la voz cuando se pide o se da una comanda.

cuando tomar nota

5 Acompañar al comensal en todo momento

Un servicio de sala excelente es aquel que tiene por norma general estar siempre pendiente del bienestar del comensal. Es casi obligatorio que alguien de la sala se ocupe de la función de maître y acompañe a los clientes hasta sus mesas.

Igualmente, la norma indica que el camarero tiene que estar siempre pendiente del ritmo de cada comensal y ofrecerle más bebida siempre que la copa esté vacía. Atención porque el verbo utilizado es ofrecer y no servir directamente. Hay que preguntar, de manera educada, antes de llenar una copa o de retirar un plato.