logo

Actualidad

Blog de turismo

Diciembre 01, 2015

Sí al marketing musical hotelero

La neurociencia ha revelado que la música estimula varias regiones cerebrales, especialmente la que se vincula a las emociones, lo cual es una noticia brillante para las empresas. La música como vía de influencia y conexión con las personas, se convierte en una inversión en los sentidos y la experiencia del huésped para el sector hotelero.

La música es una potente variante del marketing sensorial y experiencial que potencia el recuerdo y la imagen de marca. Una vía gracias a la cual romper con las barreras de los potenciales consumidores y conectar con ellos, recurriendo a las emociones.

A día de hoy, un gran número de hoteles hace uso de la música como estímulo y valor añadido en sus establecimientos, personalizando la experiencia de sus clientes. Se trata de crear branded content musical para ofrecer a los clientes un repertorio musical, de acuerdo con sus preferencias musicales y la identidad y valores de la empresa.

Sin embargo, la satisfacción del huésped y la construcción de un vínculo entre éste y la marca, tiene un precio. Precio que no debe ser percibido como un coste, sino como una inversión a largo plazo.

Negociar para obtener las licencias de música, con la finalidad de crear una variedad de contenido de audio, posee su dificultad. Por esta razón, existen empresas como IPmasD Hospitality Solutions, las cuales ofrecen a sus clientes una manera sencilla y económica de conseguir contenidos musicales. Este tipo de empresas pone a disposición de sus clientes una librería con el contenido dispuesto para ser utilizado, de manera sencilla, pagando exclusivamente por el uso y el tipo de música escogida.

Introducir la música en la estrategia de marketing, puede suponer un antes y un después en las ofertas de ocio hoteleras, convirtiendo el elemento musical en un símbolo corporativo y de reconocimiento. Además, la creación de espacios de desconexión y entretenimiento favoreciendo actividades como Sing Alone o karaoke a la carta, fortalecen la percepción de la oferta hotelera hacia los clientes.

En síntesis, el sector hotelero busca garantizar la mejor experiencia y estancia de los huéspedes continuamente, reinventándose según los avances del mercado y las necesidades de su consumidor. En el marketing hotelero, centrado en las experiencias, la música recibe una importancia clave. El sector debe decir sí a la música, a este lenguaje emocional universal, para potenciar el alojamiento y las actividades y eventos que se realizan en él, incidiendo de manera directa en las fuentes de ingresos del hotel.

Ostelea