logo

Actualidad

Blog de turismo

Marzo 14, 2017

Turismo en la luna antes de lo previsto

Blog de turismo

¿Te imaginas viajar a la luna? Estar, aunque sólo sea durante unos minutos, en suelo lunar y, desde ahí, observar el resto de planetas. ¡Qué sensación! ¿Verdad? Pues ya es posible vivir este tipo de experiencia. En 5 o 6 años será posible ir de viaje a la luna. Según el diario Marca, está previsto que a partir de 2021 la corporación espacial rusa Energia ofrezca desplazamientos turísticosa la luna. Vladímir Solntsev, director general la corporación estatal rusa Energia ha declarado que en marzo de este año se firmará un acuerdo para reservar nueve asientos turísticos en las naves Soyuz que viajan en la EEI (Estación Espacial Internacional).

Por el momento, ya hay 7 turistas espaciales que han reservado plaza para disfrutar de este peculiar viaje turístico. El primer despegue que se hizo en la EEI fue el año 2001 por Dennis Tito, un astronauta estadounidense. El año siguiente, el sudafricano Mark Shuttleworth fue el segundo encargado de realizar este viaje. Cuatro años más tarde, en 2006, la estadounidense Anousha Ansariturno fue la primera chica en visitar la luna. Uno de los primeros turistas especiales que despegó desde la EEI fue Guy Laliberté, director general del Cirque du Soleil. Después de la expedición de Laliberté, hubo otra turista espacial, Sarah Brightman, que decidió abandonar el viaje a última hora por cuestiones privadas.

Viajar a la luna como reclamo turístico

¿Quién no ha soñado con viajar, alguna vez a la luna? Seguro que más de un alumno de Ostelea... Este tipo de oferta turística puede llegar a convertirse en un reclamo para aquellos viajeros que estén buscando una experiencia vital única. Si bien es cierto que se trata de una oferta para un segmento de la población muy reducido y que es un viaje un tanto complicado de llevar a cabo, la empresa de Solntev ya está planteando realizar más despegues especiales turístios.

Solntsev también comenta que para poder arrancar el proyecto habrá que hacer dos lanzamientos: primero poner en órbita la nave Soyuz y, luego, poner en marcha el bloque de aceleración con cápsula hermética que se acoplaría. También ha afirmado que la nave Soyuz necesita aún algunos avances, sobre todo de comunicación y de sistemas de mando.

Rusia durante años decidió dejar de lado el proyecto y frenar las visitas turísticas a la EEI porque no había suficiente espacio y porque los Estados Unidos quisieron suspender los vuelos de sus transbordadores. Sin embargo, con esta remodelación del proyecto se ha aumentado considerablemente el espacio y ahora la tripulación se ha duplicado a seis tripulantes.

En definitiva, se trata de una oportunidad única para todas aquellas personas que han soñado durante años en viajar a la luna: investigadores, científicos, profesores y todo tipo de interesados por el espacio tendrán la oportunidad de viajar en la Soyuz y disfrutar de unas vaciones algo diferentes a lo común.