logo

Actualidad

Blog de turismo

Septiembre 08, 2015

El turismo marinero, una experiencia alternativa y diferente

El litoral español apuesta por una opción de ocio diferente: el turismo de pesca tradicional desde una vertiente lúdica, dirigido a todos aquellos que quieran vivir de la mano de los pescadores el día a día del trabajo en el mar, su gastronomía y sus costumbres.

Este proyecto surge en las costas españolas y cada vez tiene una mayor aceptación, especialmente entre los turistas nacionales, movidos por la curiosidad por embarcarse a conocer al profesional del mar. 

Catalunya fue pionera en regular esta clase de turismo, seguida de Málaga, Galicia o Asturias. Entre las alternativas de Catalunya, destaca la posibilidad de nadar entre atunes que ofrece el grupo Balfego, en L'Ametlla de Mar (Tarragona). 

En Málaga, Shonia Cruz, pescadora que alterna su oficio con el proyecto, declara que cada vez más gente quiere convivir con los pescadores y vivir una experiencia cercana a lo auténtico. La responsable del Turismo Marinero destaca la aceptación entre las familias y la extensión del negocio gracias a las visitas escolares, así como el efecto dominó por el cual aumentan las iniciativas en otros puntos de la costa como Andalucía Occidental, Baleares o Alicante.

En Galicia, autonomía pesquera líder del país, Manuela Oviedo es la gerente de Mar Galaica Turismo Mariñeiro, un club de producto que actúa como “paraguas” de propuestas con el propósito de unir al sector pesquero y al hotelero. Manuela Oviedo hace énfasis en la importancia de mostrar a los niños el origen del pescado, iniciativa dirigida a colegios.

Para turistas de otras zonas interesados en la pesca, en Avilés (Asturias) se organizan visitas a la rula y en la provincia de Huelva otro club de producto Turismo Marinero enlaza propuestas gastronómicas y culturales. 

Gracias a esta actividad, el pescador puede diversificar su renta o completar sus ingresos, así como aumentar la visibilidad de un oficio tradicional y del origen de un alimento de valor como es el pescado. Se trata de una experiencia alternativa que impulsa el turismo nacional, su patrimonio y su cultura. Además, fomenta el conocimiento de esta tradicional práctica, la cual constituye una actividad excelente como transmisión de valores a los más pequeños.

Ostelea