logo

Actualidad

Blog de turismo

Mayo 18, 2017

Un hotel solo apto para los amantes de la literatura

Blog de turismo

¿Cuál es tu plan perfecto para un domingo por la tarde? Si en tu respuesta aparece una buena novela y horas de desconexión para poder disfrutar de tu autor favorito, este post te va a encajar a la perfección.

Óbidos es un pequeño pueblo situado a 75 Km de Lisboa que es conocido como una localidad amante de los libros. Este apodo no es un mero reconocimiento popular o una afirmación que se haga sin ningún tipo de fundamento. Desde el año 2011, la ciudad entró en un ambicioso proyecto literario para conseguir posicionarse como una destinación paradigma de las letras.

El consistorio, entes municipales y la librería Ler Devagar se comprometieron a abrir 11 bibliotecas en lugares inverosímiles de la localidad. El resultado ha sido que la UNESCO ha reconocido a Óvidos, una pueblo con poco más de 3.000 habitantes, como la Ciudad Literaria.

El hotel con la mayor librería hotelera del mundo

Literary Man es un hotel de Óvidos que presume por tener la mayor biblioteca hotelera del mundo. De hecho, todo el hotel está pensado para dar un caluroso recibimiento a los amantes de la literatura.

Una Iglesia reconvertida a biblioteca

Además del Hotel, la ciudad de Óbidos, también cuenta con una Iglesia (Iglesia de Sao Tiago) reconvertida a biblioteca (Gran librería de Santiago). Visitar esta biblioteca es una experiencia cultural doble ya que, además de los libros, la Iglesia es una verdadera obra de arte.

Data de siglo XIII y es uno de los edificios más emblemáticos de la localidad. Además de hacer las veces de biblioteca, la Gran librería de Santiago también ofrece sesiones de cine, exposiciones o coffee shop para los visitantes.

Una manera única de cautivar a los viajeros

Los libros no han pasado de moda. Son muchos los turistas que están dispuestos ha dejarse conquistar por aquellas ofertas de viaje que tengan como eje temático la literatura. En concreto, sólo en España 7,5 millones de turistas al año realizan su viaje pensando en una actividad cultural, según apuntan desde Hosteltur.

Además de la demanda que tiene este tipo de turismo, es también interesante ofrecer una alternativa al viajero que busque algo un poco más allá del sol y la playa. La cultura, en este caso, sirve como pretexto para mostrar al mundo una localidad con encanto y, a la vez, con una personalidad tremendamente atractiva.

Ostelea