logo

Actualidad

Todas las noticias

Conoce a Karina Maldonado, alumna becada con la Beca Excelencia de Ostelea y actual Responsable de reestructuración empresarial en Kachafruit

Martes, Agosto 30, 2016


 

Distinguir a los alumnos con mejor expediente académico”. Ese el objetivo de la Beca Excelencia, una beca propia de Ostelea y EAE, enfocada en potenciar el rendimiento de los estudiantes durante el tiempo que dure el Máster que estén cursando. Para poder aplicar a dicha beca, los alumnos deben cumplir una serie de requisitos como estar matriculado en uno de los cursos o Másters de la escuela, contar con un expediente académico de sobresaliente y obtener una calificación de sobresaliente en el Trabajo Final de Máster, además de valorarse positivamente los perfiles de emprendedores o estudiantes con altas notas anteriores a su realización del Máster.

Karina Maldonado, alumna del Máster en Gestión Internacional de Turismo de Ostelea, ha sido la seleccionada para tal distinción durante este año. Boliviana de origen, nos confiesa que “es un gran honor recibir la Beca Excelencia de Ostelea”. Actualmente trabaja como Responsable de Reestructuración en Kachafruit, aunque nos cuenta que su gran sueño es regresar a Bolivia para emprender y poner en práctica todos los conocimientos adquiridos en las aulas de Ostelea.   

 

¡Enhorabuena por esta distinción de la Beca Excelencia! Cuéntanos en primer lugar cómo recibiste la noticia, ¿cuál fue tu reacción?

Me encontraba en casa con mis compañeros del Máster y recibí la llamada del Dean, Josep Altarriba, quien fue un gran apoyo y guía en el proceso de postulación debo reconocer. Me dio la noticia en cuanto fue determinada por el concejo de asignación de becas.

¡Reconozco que no recuerdo bien cuál fue mi primera reacción, solo sé que me invadió tal alegría que llegué a saltar de la emoción! Este instante se quedará grabado en mi memoria como uno de los más especiales. Ser honrada con tal distinción es un gran honor, tomando en cuenta la cantidad de estudiantes que están inscritos en cada uno de los Másters. Posteriormente me comunicaron la noticia oficialmente en instalaciones de la Escuela.

 

¿Consideras que será un valor añadido de cara a tu futuro?

Claro que sí, es un honor que marcó mi vida estudiantil. Cerrar mi primer Máster con este triunfo se convierte en una gran alegría que invade a toda mi familia, amigos y todas las personas que me brindaron y me brindan su apoyo. Dentro de poco me concentraré en desarrollar mi perfil laboral y emprendedor. Creo que las bases y el camino recorrido hasta ahora serán un potenciador para el éxito en futuros proyectos.

 

Además actualmente estás trabajando en Kachafruit. ¿Qué puesto ocupas y cuáles son tus tareas diarias?

Ocupo el puesto de Responsable de reestructuración empresarial. Me encargo de realizar un estudio sobre la situación actual de la empresa, en cuanto a estructura, organización y procesos. Posteriormente a ello realizo propuestas de mejora para cada una de las distintas áreas de trabajo, así como también establecer manuales de proceso y funciones en los casos que se requieran. Este estudio, en un futuro, me permitirá establecer una estructura más adecuada a la empresa, así como también se tiene la idea de realizar capacitaciones y acciones de desarrollo, tanto para el personal como para la empresa en general.

 

¿Cómo se desarrolló el proceso de selección para el puesto?

Durante la entrevista de postulación, los responsables de la empresa plantearon casos prácticos y problemas reales para que pueda determinar soluciones y alternativas de mejora. He de reconocer que fue la primera vez que me enfrente a tal situación, pero me esforcé por aplicar todo cuanto sabía. Al concluir me comunicaron que era el perfil elegido. En verdad fue sorprendente, no esperaba una respuesta tan rápida, pero así es como nacen las oportunidades, de la manera más inesperada posible.

 

¿Qué esperas aprender de esta experiencia laboral?

Aprender a enfrentar los problemas reales que se viven en las empresas, a plantar cara a un sinfín de desafíos, a dar no solo lo mejor de mí, sino que debo buscar soluciones y propuestas prácticas. Sé que mi experiencia laboral será potenciada en gran medida, debido a todas las actividades y propuestas que tengo que realizar. Me enfoco en crecer cada día y aprender todo lo que pueda, para poder brindar soluciones óptimas. Ese es mi reto actualmente en la empresa.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y largo plazo?

A corto plazo me interesa potenciar mi experiencia laboral, desarrollar todo cuanto me falta en práctica y poder aplicar cada uno de los aprendizajes que adquirí durante el Máster. Me interesa que todo cuanto aprendí pueda ser útil y que permita el desarrollo y crecimiento de las empresas y la región. Prepararme para, en un futuro, poder afrontar retos mucho más grandes.

A largo plazo tengo la intención de desarrollar proyectos y emprendimientos que potencien el turismo y comercio en mi país de origen, Bolivia, y, si puede darse la oportunidad, ampliarlos a América Latina.

Aprendí a amar las diversas realidades de los países, gracias a todos los amigos que me crucé en los intercambios y el Máster. Todos ellos se han convertido en mis hermanos, personas que proceden de distintos países, que al igual que yo luchan por aprender y crecer, y, en un futuro, generar nuevas oportunidades y el desarrollo de nuestra región, que es lo que tanta falta hace.

 

Estudiaste el Máster en Gestión Internacional de Turismo, ¿cómo fue la experiencia?

Fue una de las experiencias más gratificantes que he tenido, porque fue resultado de esfuerzo, sacrificio, perseverancia y constancia, claro que todo esto también fue acompañado de grandes y hermosas vivencias. Aprendí no solo en clases, sino que también aprendí de una realidad diferente. Barcelona es un cúmulo de experiencias, un lugar en el que te puedes encontrar mil y un sorpresas, mil y un aprendizajes.

 

¿Por qué optaste a realizar este programa de Ostelea?

Elegí el programa porque el perfil y contenido académico enfocado en aplicación y desarrollo turístico de nuevos territorios llamó mucho mi atención. Soy de nacionalidad boliviana, amo mi tierra, las costumbres y el patrimonio cultural que inunda cada rincón del país. Es muy rico en tradición y folklore, posee lugares espectaculares que simplemente parecen sacados de algún libro de Julio Verne, lugares en los que he podido estar y palpar la magia que se esconde a cada paso. Pero también debo reconocer que aún nos falta mucho por potenciar: nos falta aprender a desarrollar la oferta turística de manera sostenible. Durante los últimos años se han dado grandes pasos, pero aún queda bastante camino por recorrer y para ello se necesitan profesionales formados adecuadamente, es por ello que me incliné por estudiar en Barcelona, el turismo se palpita en cada rincón de esta gran ciudad.

 

¿Qué te ha aportado a tu vida laboral?

Me dio la oportunidad de realizar prácticas en la empresa en la que me encuentro actualmente. Adicional a ello, durante las clases tuvimos la oportunidad de conocer a grandes empresarios, directivos, consultores y personas de desarrollo turístico internacional, que viven día a día los retos de emprender o poner en marcha grandes proyectos de desarrollo. Las palabras de todas estas personas sirvieron mucho para aclarar mis pensamientos y el camino que quiero seguir. Me inspiraron a luchar con mayor convicción y me brindaron nuevas nociones y maneras de poner en marcha cada una de las ideas que en estos momentos invaden mi mente y motivan a seguir luchando.

 

¿Por qué decidiste trasladarte a España para continuar tu formación?

Tomé la decisión porque me interesaba realizar la maestría fuera del país, aprender de nuevas realidades y crecer a medida que se presenten los retos. Quería volver a sentir la adrenalina que se tiene al enfrentarse a un país nuevo, nuevas culturas, nuevas tradiciones, quería vivir nuevos retos académicos y el mejor lugar para ello era Europa. Barcelona captó mi atención al instante al ser uno de los máximos exponentes en turismo mundial. Ahora creo que fue una de las mejores decisiones que he podido tomar.

 

En Bolivia estudiaste Ingeniería Financiera y Comercio Exterior, ¿verdad? ¿Qué te llevó a dar ese giro hacia el turismo?

En realidad estudié Ingería Comercial y estaba por concluir Ingería Financiera, paralelo a ello realicé un posgrado en Comercio Exterior y Aduanas. Me interesa mucho el mundo de los negocios y proyectos de crecimiento, no solo nacionales sino que también los de ámbito internacional.

Analicé muchas opciones antes de tomar la decisión final y revisé el plan docente de la maestría enfocado en desarrollo, generación de emprendimientos turísticos de manera práctica y enfocada a generar proyectos rentables. Mucho de esto es similar a lo que estudié en Ingería comercial. Me agradó la idea de poder aportar valor y conocimientos en turismo a mi perfil, conozco la situación en la que se encuentra mi país y creo que es una gran oportunidad el tener un perfil de negocios enfocado en turismo. Actualmente puedo afirmar fue una gran elección.

 

¿Qué destacarías tanto del Máster como de la Escuela?

Destaco a las personas que componen el Máster y a la Escuela como tal. Especialmente a los docentes, dispuestos a ayudar y a resolver todas tus dudas, mostrándote nuevas estrategias y nuevas maneras de enfrentarte a los retos. También a las personas que están a diario en la institución (directivos, administrativos y el personal) que te reciben con una sonrisa y alegran el día, siempre dispuestos a ofrecerte su ayuda. Y como último, pero no menos importante, destaco a los amigos que en algún punto del camino se vuelven tu familia, y se quedan grabados en lo más profundo de tu memoria, personas que estarán siempre felices de recibirte en alguna parte del mundo. Porque eso fue lo que fuimos, una familia formada por muchos colores, muchas banderas y muchas naciones.

Ostelea