logo

Actualidad

Todas las noticias

David Rey, Director General en Sand Resort: “Consideramos al trabajador un cliente interno”

Martes, Mayo 31, 2016


El viernes 20 de mayo, los alumnos del Máster en Gestión del Turismo Internacional de Ostelea han recibido a David Rey, Director General en Sand Resort. El invitado ha elaborado una charla sobre la gestión de recursos humanos en el sector turístico.

Sand Resorts surge en 2013 con el fin de impulsar nuevos proyectos de gestión e inversión hotelera de ámbito nacional e internacional. Está conformado por el Grupo Beitreben, especializado en dirigir y rentabilizar la gestión hotelera, y Chávarri Abogados, prestigiosa firma enfocada en servicios profesionales de asesoría fiscal y jurídica.

En la actualidad Sand Resorts se encuentra en México, Costa Rica y España y está compuesta por más de 200 profesionales de diferentes nacionalidades que se ocupan de actividades de consultoría y gestión hotelera. Rey ha explicado a los alumnos cómo se está llevando a cabo la gestión de los recursos humanos en la marca, comenzando por los puntos de la estrategia y el perfil de sus empleados.

De esa misma estrategia que han llevado a cabo desde que nació Sand Resort, el invitado ha desatacado la ejecución de los Planes de Negocio por parte de las plantillas, los valores de ejemplaridad, motivación y versatilidad, los indicadores de calidad de servicio satisfactorios, la buena comunicación interna de la compañía y la puesta en marcha del Comité de Innovación y de beneficios corporativos. Hablamos con él para conocer más sobre la charla y la compañía.

¿Cuál era el objetivo de la conferencia que ofreciste en Ostelea?

El motivo de la conferencia era que es la gestión de los recursos humanos en el negocio hotelero, vimos cómo podemos afrontar la gestión de personas en el sector.

¿De qué es responsable una buena gestión de recursos humanos en el sector del turismo?

Nosotros pensamos que el activo más importante que tienen las compañías de servicios, como es el caso hotelero, es justamente las personas que configuran la estructura. En el mundo hotelero, donde encontramos diferentes departamentos, dar un buen servicio depende de las personas. Por tanto es vital y muy importante la gestión a nivel corporativo para satisfacer las expectativas del cliente que viene a los hoteles.

Durante la presentación utilicé una frase de Walt Disney que dice “puede diseñar, crear y construir el lugar más maravilloso del mundo, pero se necesita gente hacer el sueño realidad”. Quiere decir que podemos tener un hotel fantástico, con habitaciones realmente buenas, pero si la experiencia y el servicio en general son malos, te olvidarás de todo lo maravilloso y lo bueno, hasta que decidas no volver jamás y no recomendarlo.

¿Qué papel juegan las universidades y escuelas de negocio como Ostelea a la hora de formar buenos profesionales?

España es un país muy maduro en lo que se refiere al sector hotelero. Ha habido una transformación muy importante en los últimos treinta años en el mundo del turismo. Antes quien no sabía qué estudiar, se decidía por el turismo. A día de hoy es un motor económico del país y a su vez se ve que va en crecimiento. Esto provoca que se haya profesionalizado el sector y está trayendo a él grandes talentos.

Una de las estrategias que nosotros enmarcamos es el talento. Es evidente que la parte de talento y formación es un requisito cuando hacemos la selección. Por tanto, las universidades y escuelas de negocio juegan un papel muy importante en esa profesionalización en esta última época y, sobre todo, porque ha habido una transformación tecnológica muy importante que está gestionando también ese talento.

Haciendo referencia a la transformación tecnológica, ¿es un reto retener el talento de los millennials?

En esta era digital que estamos afrontando, es vital la aportación de estos millennials. Es un entorno que lo llevan en su propia sangre y nos ayuda a modernizar la compañía, sobre todo también porque el entorno hotelero cada vez es más digital. No solamente en niveles elevados, sino cualquier nivel de empleado del hotel se tiene que sentir cómodo en las tecnologías.  

¿De qué manera trabajáis vosotros con las nuevas tecnologías?

Como compañía nosotros lo que estamos haciendo es desarrollar herramientas de business intelligence que nos permiten tomar decisiones, no de manera aleatoria o por percepciones, sino que cada día a día sabemos la opinión del cliente, qué recomendaciones ha habido, etc. Es evidente que las herramientas tecnologías nos han ayudado mucho a tomar las decisiones con un criterio más objetivo.

¿Lleváis a cabo acciones de employer branding desde Sand Resorts?

Trabajamos en varios proyectos eventuales y lo que intentamos mucho es fidelizar al cliente interno que es el empleado. ¿Cómo lo hacemos? Intentamos facilitar temas de alojamiento, manutención o trabajar temporadas solapadas, unos equipos primero en montaña y después en playa, pero todavía nos queda camino por recorrer.

Trabajamos más esta parte porque nos dimos cuenta que un 71% es cliente interno o empleado fidelizado en proyectos estacionales y nos interesa mucho retener porque son operaciones cortas, de tres o cuatro meses, en el que si conoces bien la compañía buscas repetir.

¿Qué importancia adquiere la comunicación interna en vuestra compañía?

Nos ocurría que se enteraban de eventos o celebraciones por gente que no era propiamente empleada y provocaba que no estuvieran motivamos. Consideramos al trabajador como un cliente interno y nos aseguramos que el cliente sepa si hay actividades, así que igual con el empleado. Para cualquier evento o información relevante, se hacen en comunicaciones internas puesto que, a su vez, ellos también son prescriptores propios y porque entendemos que tienen que ser, junto con los clientes, los primeros enterados de lo que acontece en el hotel.

Por último, ¿qué consejo les darías a los alumnos que pronto acabarán sus estudios para enfrentarse al mercado laboral?

Les diría que están en un sector muy importante en la economía mundial, y más en España. También muchos de ellos me comentaban que venían de países que tienen mucho potencial de crecimiento como Colombia, Argentina, Brasil… Ellos pueden aportar el conocimiento alojado que tenemos en España en el turismo, aportar esa profesionalidad que ha sufrido este sector y que están recibiendo en sus masters.

Otra parte importante es que recomendaría vivirlo, conocer la parte de operaciones del día a día en el hotel, y a partir de ahí ellos, que tienen ya una base analítica, saben montar un business plan y enfocar un mercado de negocio, lo combinen junto con la experiencia que hayan podido tener en nuestro país. He visto a alumnos que me comentaban que tenían proyectos familiares avanzados, animarlos a que lancen proyectos y oportunidades que tengan en sus países.

Ostelea