logo

Actualidad

Todas las noticias

Fitur reivindica el turismo cultural

Miércoles, Enero 27, 2016


Fitur acogió el jueves 21 de enero la conferencia “Retos y Perspectivas del Turismo Cultural”, impartida por AEPT/OSTELEA y celebrada en la sala 109 del Centro de Convenciones Norte. Este evento reunió a importantes profesionales como Xavier Medina (Ostelea, Unesco), Antonio Barone (Ruta de los Fenicios) o Javier Sánchez García (Turistea), que ahondaron en la importancia que tienen estos destinos para obtener un mayor crecimiento económico e impulsar el desarrollo de las comunidades.

María José Nicolás (periodista, diplomada en turismo y ex-senadora) inauguró la charla, estableciendo un diagnóstico de la situación actual a través de una serie de reflexiones. Este sector es un pilar fundamental para la economía, caracterizado por su dinamismo. Por lo tanto es necesario escuchar al visitante y transformar los servicios a través de planes estratégicos”, aseguró. En este marco no solo hay que tener en cuenta al turista extranjero, sino también al procedente de un mismo país, que vuelve a visitar determinadas localidades o las descubre por primera vez. El reto de 2016 supone conseguir un turismo inteligente con un aliciente cultural, que proponga acercarse al lugar de destino y empaparse de su historia. Debemos tener en cuenta el notable aumento de viajes basados en experiencias y la gestión digital de los mismos. Las  propuestas multigeneracionales en las que el abuelo paga y el nieto reserva suponen una revolución que aleja a los usuarios de la agencia de viajes tradicional. Respecto al país de origen, la presencia de asiáticos en España ha crecido un 40% de Febrero a Mayo del 2015, según datos de Fitur. Se espera que China envíe 130 millones de turistas en el ejercicio actual, alcanzando los 500 millones en el año 2030. Por lo tanto “debemos prepararnos y gestionar nuestro patrimonio a través de la restauración, el mantenimiento y la difusión” planteó la ponente. Se deben establecer sinergias entre la empresa privada y la administración pública, siendo esta fundamental a la hora de agilizar la extensión de visados. Hoy día el público apuesta por un producto de calidad, caracterizado por una gestión sostenible y la protección del capital cultural. La infraestructura tecnológica de vanguardia facilita el acceso e interacción del visitante con el entorno. Por lo tanto invertir en destinos turísticos inteligentes, junto a la ampliación de  servicios diferenciados a través de las TIC y las mejoras en el terreno formativo son las claves a tener en cuenta para posicionar a España como referente turístico.

Acto seguido tomó el relevo Antonio Barone, el cual habló de la importancia que tiene la gestión en rutas culturales. Las personas que apuestan por esta experiencia buscan enriquecerse con las tradiciones y esencias de los países que visitan, para llegar a un mayor enriquecimiento personal. El director de la Ruta De Los Fenicios puso en valor su propuesta, la cual establece una red internacional para crear un nuevo concepto de Mediterráneo. Se trata de un proyecto que ayuda a las diferentes comunidades y se caracteriza por ser responsable, sostenible y colaborativo. “Supone una evolución en el sector, así como una valorización del patrimonio que cambia el esquema de recursos materiales y humanos. Crea una simbiosis perfecta entre el turismo y la localidad”, concluyó en su exposición.

En última instancia Javier Sánchez García de Turistea prosiguió con el discurso, manifestando que las rutas suponen una oportunidad para el desarrollo local: “Debemos atraer público con los reclamos que solicita. Sin su presencia no hay progreso, por lo tanto hay que fidelizarle para que se convierta en prescriptor. Los turistas culturales son nómadas y nuestro objetivo es lograr que recomienden nuestro producto”. Tras esta aseveración aclaró que muchas rutas no llegan a un nivel óptimo de calidad; por lo tanto es necesario filtrar aquellas que no cumplen los estándares y ver cómo pueden obtenerse mejorías. Un storytelling atractivo ayudará a crear una vivencia única y original para el visitante, ya que es fundamental no repetir esquemas, aportando elementos diferenciadores en las visitas.

Finalmente se llevó a cabo una ronda de preguntas en la que profesionales y estudiantes plantearon sus dudas. Una de las asistentes puso sobre la mesa el problema que supone la acogida de refugiados, la cual, según dijo, puede representar una pérdida de identidad cultural. En concreto mencionó el caso de Canadá y los exiliados sirios, los cuales están siendo integrados en su sociedad. La respuesta por parte de Xavier Medina fue tajante: “El turista cultural no solo quiere conocer el pasado, también desea aproximarse al presente y sus circunstancias. Los movimientos humanos crean patrimonio y lo moldean, por lo tanto ningún proceso de acogida supone una amenaza para la identidad de un país”.

Ostelea