logo

Actualidad

Todas las noticias

Joaquim Forcada, profesor de Ostelea, asiste como ponente al Primer Congreso Internacional de Turismo, Aerolíneas y Hotelería en Colombia

Viernes, Octubre 28, 2016


 

El Politécnico Gran Colombiano ha celebrado durante los días 5 y 6 de octubre el Primer Congreso Internacional de Turismo, Aerolíneas y Hotelería. En este evento participaron diferentes empresas y entidades como Turismo por Colombia y Anato Central, además de contar con cuatro ponentes internacionales, entre los que se encontraba Joaquim Forcada, profesor de Ostelea.

Turismo de Naturaleza Colombia” ha sido el título del panel de expertos internacionales en el que ha colaborado Joaquim, junto con Andrés Bolaños, director general de la Aerolínea United en Panamá, y Pedro Ravelo, Representante de la Organización de Aerolíneas Internacionales OACI.

El eje central del encuentro se situaba sobre el turismo responsable y sostenible, principalmente en debate por el impacto ambiente de la actividad hotelera, aeronáutica y turística. Los expertos reunidos se dedicaron a analizar el crecimiento del sector y señalar las herramientas para la consecución de proyectos turísticos responsable con el medio ambiente.

Entrevistamos a Joaquim Forcada, profesor de Ostelea, para conocer su experiencia en el Congreso Internacional.

 

Participó en el panel de expertos internacionales “Turismo de Naturaleza Colombia”, ¿qué se vio en el mismo?

El objetivo del Congreso, al que asistieron aproximadamente 320 empresarios del sector turístico de Colombia, fue acercar las necesidades que tienen los viajeros. Hay que aportar al viajero seguridad, buen servicio, calidad y seriedad, sobre todo, de los prestatarios de servicios y de los tour operadores e in-coming para que lo que ofrecen sea creíble, diferenciado e innovador.

 

¿Podríamos decir que el turismo de naturaleza es el valor diferencia del turismo en este país?

Sin ninguna duda. Colombia, al igual como otros países de Latinoamérica, está intentando posicionarse en el mercado internacional de turismo a través de Turismo de Naturaleza (avistamiento de pájaros, senderismo, rural, experiencias…). Es difícil que los países latinoamericanos puedan ofrecer hoy otro tipo de turismo ya que sus ciudades todavía no están preparadas para el turismo de ciudad, salud o aventura. No obstante, por ejemplo Perú ya está ofreciendo otro tipo de turismo, el cultural y gastronómico.

 

El Congreso Internacional ha estado centrado en el turismo sostenible y responsable. En su opinión, ¿cuál es su visión al respecto, qué importancia ha adquirido actualmente en Colombia?

El Congreso invitó a empresarios vinculados a la hostelería, agencias de viajes y tour operadores, administración pública, emprendedores… A lo largo de tres días los diferentes ponentes defendimos que Colombia que está empezando a desarrollar su turismo y tenía que ser cauta con la sobreexplotación y focalizarse en la sostenibilidad, pues eso ayudaría a erradicar la pobreza en muchas zonas de Colombia. Hablamos de sensaciones, experiencias e innovación.

En el panel de clausura se habló de compañías aéreas (sobre todo low cost) y se trató la gran problemática de Colombia: la falta de producto turístico fiable, innovador, sostenible, social y con garantías.

 

¿Cuál es la tendencia?

Todos los que nos dedicamos al turismo, en cualquier país, hablamos de sostenibilidad. Queremos que el turismo no sea agresivo con el medio ambiente y que gran parte de los recursos que se generan con las actividades turísticas de la región repercutan en la mejora de la calidad de vida de la población que habita esas regiones.

También Colombia está comprometida con esta sostenibilidad de los territorios, pero tenemos que dar tiempo. Partimos de una situación compleja y variopinta, donde hay que cambiar el modelo con el compromiso de que la población reciba la mayor parte de los beneficios que se generan con las actividades turísticas.

 

¿Cómo valora la iniciativa del Politécnico Gran Colombiano?

En un momento en el que Colombia está transitando entre la guerra y la paz, con todas las dificultades que ello significa, es importante que desde la administración pública (MINCIT, FONTUR, PROCOLOMBIA, etc.) como desde las Universidades (Politécnico, Externado, Rosario, etc.) se ayude a los prestatarios de los servicios y los creadores de productos turísticos  (ANATO, COTELCO, ACOLAP, etc.) para que la oferta internacional de sus productos turísticos sean creíbles e innovadores.

En mis colaboraciones con la Administración Pública y las Universidades antes citadas, estamos intentando hacer llegar, a todos aquellos que están vinculados al sector turístico, que lo más importante es la “seriedad y calidad en el servicio”. Sin ello será difícil conseguir los objetivos que nos hemos marcado, llegar a los ocho millones de turistas en el año 2.020.

Ostelea