¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Todas las noticias

Pablo Gimeno, alumno del MBA de Ostelea: “Trabajar en Eurostars Grand Marina Hotel es un continuo aprendizaje, cada día hay nuevos retos”

Miércoles, Junio 7, 2017


 

Esfuerzo, dedicación y trabajo. Son algunos de los valores que nos ha demostrado Pablo Gimeno Malmierca, alumno del MBA in Hospitality & Tourism Management del Campus de Barcelona y que recientemente se ha incorporado en Eurostars Grand Marina Hotel como asistente al director de operaciones. En la siguiente entrevista hablamos con Pablo para conocer más sobre él y su perfil laboral, también hablamos de sus objetivos futuros y lo que ha aprendido en las aulas de Ostelea.

Pablo parece no tener techo laboral. Ahora mismo dice estar centrado en “aprender todo lo que pueda de mi jefe”. Pero para el día de mañana no se cierra puertas, desde dirigir una cadena hotelera hasta emprender la suya propia.

Con un perfil variado, estudió empresariales y ha trabajado en departamentos de marketing para grandes empresas. También se ha dedicado al sector de la automoción y en el ámbito turístico ha trabajado tanto de camarero como de pastelero y cocinero, en España e Inglaterra. “Decidí que no quería pasar el resto de mi vida haciendo algo que no me gustaba, y decidí volver al sector turístico”, nos cuenta el alumno. Para ello, sabía que debía aprender más acerca de las estrategias que dirigen un hotel, y obtener conocimientos de análisis, planificación, control y gestión. Optó por hacer el MBA in Hospitality & Tourism Management de Ostelea por la recomendación de un familiar, quien le habló del profesorado y Pablo confirma su calidad. De la Escuela también destaca a sus compañeros de clase, ya amigos, pero, sobre todo, ¡el tiempo de networking mediante un café!

 

¿Cómo supiste de este puesto vacante y qué te interesó de la oferta?

Una compañera del Máster me informó que había una vacante como asistente al director de operaciones. Ella ya conocía la empresa, pues estaba haciendo prácticas en el departamento de eventos del Hotel, logro conseguido gracias a la bolsa de trabajo de Ostelea. No dudé ni un segundo en enviar un email con mi CV para darles a conocer mis ganas de trabajar con ellos.

 

¿Cómo fue el proceso de selección?

Fue muy sencillo, creo que lo normal a mi parecer. Realicé con ellos un par de entrevistas donde expliqué mi situación, mis experiencias laborales anteriores y las metas que tenía de cara al futuro. También hice un análisis psicotécnico, que me resultó muy entretenido.

 

Cuando te comunicaron que eras el seleccionado, ¿qué sentiste?

No soy una persona muy efusiva. Estaba tranquilo y contento, con algo de temor (la verdad sea dicha) de no ser capaz de hacer las prácticas a la vez que el MBA. Pero sobre todo me sentía muy contento por poder empezar a trabajar en el sector para el que siento tener real vocación.

 

Llevas trabajando para la compañía cerca de un mes. ¿Qué has aprendido en este tiempo y qué esperas aprender de la experiencia?

¡Esto es un continuo aprendizaje, cada día hay cosas nuevas que asimilar y mejorar! Quizás el uso del Sistema de Gestión (PMS) que se utiliza en el hotel ha sido el mayor descubrimiento práctico.

Y por lo que respecta al futuro, creo que cada día hay nuevos retos y problemas. Pienso que la mejor manera es trabajar y ayudar lo máximo posible en el hotel, a mis compañeros y, por supuesto, a los clientes... ¡Quién sabe si en el futuro sabré lo suficiente como para manejar un departamento, o si habré aprendido lo necesario para que alguien confíe la dirección de un hotel, o incluso abrirlo yo mismo!

 

En el hotel, además de lujo, una pasión por los detalles y una marca gastronómica propia, también ofrecéis al huésped actividades y sitios culturales que visitar en la ciudad condal. ¿Cómo lograr ese equilibrio? ¿Qué experiencias se llevan vuestros clientes de sus viajes?

Con un gran equipo de profesionales, alegre, motivado y preparado, todo se hace sencillo. ¿Experiencias? ¡Les ofrecemos todas las que ellos quieran! El hotel tiene una gran oferta en este sentido, aunque claramente hay unos límites. Barcelona también contribuye, es una ciudad fantástica que abre infinitas posibilidades, y hace más fácil ayudar a los clientes, buscar y encontrar servicios que los hoteles no pueden ofrecer, por coste o instalaciones.

 

¿Cuál es tu objetivo profesional a corto y largo plazo?

A corto plazo, aprender todo lo que pueda de mi jefe. ¡Ser un clon sería algo óptimo! La finalidad es estar completamente preparado para ser el director de operaciones de algún hotel de la compañía.

Y a largo plazo, como ya he señalado, no me cierro puertas. Ojalá algún día pueda llevar una cadena hotelera o tener la mía propia para hacer de los hoteles un hogar, tanto para los clientes como para los trabajadores.

 

Hablemos también sobre ti. Eres licenciado en economía y has tenido contacto profesional con grandes empresas en puestos tan diferentes como responsable de marketing, asistente de catering y assistant manager. ¿Cómo resumirías tu perfil laboral?

¡No soy capaz de resumirlo! Siempre que he tenido la oportunidad, he trabajado duro. Es cierto que frecuentemente lo hacía de cara al público. Estar rodeado de personas me gusta y me hace sentir cómodo. Además, conozco perfectamente el sector hotelero, porque he trabajado de camarero, pastelero y cocinero, tanto en España como en Inglaterra.

Probé suerte en el mundo de la automoción durante dos años, y, sorprendentemente, me iba de maravilla y se me daba muy bien. Se ganaba dinero (todo hay que decirlo), pero me faltaba algo. Suena quizás fantasioso, pero decidí que no quería pasar el resto de mi vida haciendo algo que no me gustaba. Fue entonces cuando decidí volver al sector turístico, sabía que ya contaba con algo de experiencia dentro de él y siempre me había parecido apasionante.

 

¿Qué te lleva a especializarte con un MBA en Hospitality & Tourism Management?

Continuando con lo anterior, quería trabajar en este sector. Lo vi claro. Entendí que trabajar en esta industria era la manera de ser feliz y ayudar a los demás a serlo. Pero esta vez quería hacerlo con conocimientos más específicos de análisis, planificación, control y gestión. De ahí que opté por realizar el MBA. Quería aprender y saber por qué se toman unas estrategias u otras, y desarrollar habilidades para poder liderar equipos en un futuro.

 

¿Por qué optas finalmente por realizar ese programa en el Campus de Barcelona de Ostelea?

La verdad es que, a pesar de la cantidad de oferta de masters que existe hoy en día, no me resultó difícil. Un familiar mío trabaja en el sector y me lo recomendó por el nivel del profesorado. Confié en él y no se equivocó. Además tengo muy buenos amigos en esta ciudad que son como mi familia. Tenerlos cerca también es importante, son un gran apoyo.

 

¿Qué salto profesional esperas dar tras tu paso por la Escuela?

El salto principal es entrar de lleno en el sector. Después, está claro que tendrá que ser a base de esfuerzo y constancia. Ya veremos lo que llega, ¡habrá que trabajar mucho y muy bien!

 

¿Qué destacarías del Máster?

Lo mucho que saben los profesores. A veces quisiera tener más horas con alguno de ellos/as, de los que he aprendido muchísimo y de los que estoy convencido que podría aprender infinidad de cosas.

 

Finalmente, ¿qué es lo que más te ha gustado de la Escuela?

Estoy muy agradecido a la Escuela por la oportunidad que me ha dado al escogerme como alumno para este MBA. Y por todas las facilidades y experiencias que nos ha dado aportado, tanto a mí como a mis compañeros (ahora amigos). Pero como buen cafetero que soy, ¡lo mejor de la Escuela es el café! A parte de estar buenísimo, el momento del café con los compañeros se ha convertido en uno de los momentos más divertidos del día.

 

Ostelea