logo

Actualidad

Todas las noticias

Profesores y alumnos de Ostelea asisten a la conferencia y mesa redonda de Slow Food en Barcelona

Viernes, Febrero 17, 2017


 

Ostelea ha estado presente en la conferencia impartida por Carlo Petrini, fundador del movimiento Slow Food, celebrada en el Cèntric Espai Cultural y organizada por la AGT, el Ayuntamiento del Prat y Slow Food Barcelona. Con el título “Agricultura perirubana. La oportunidad del Parc Agrari del Baix Llobregat”, Petrini ha explicado su visión de la agricultura y la gastronomía.

Tras la conferencia ha tenido lugar una mesa redonda en la que han participado Xavier Oliva, payés del Prat, Sergi de Mià, chef de Slow Food, Raimon Roda, director del Parc Agrari del Baix Llobregat, y Sergi Alegre, regidor de Promoció de la Ciutat, Mobilitat i Transport de l’Ajuntament del Prat. En ella se ha debatido sobre la importancia de la gastronomía basada en buenos alimentos, y que tiene repercusión sobre la economía local y la biodiversidad.

Mostrando su lado más crítico con el modelo de la agricultura intensiva, Petrini declaraba que “el actual sistema alimentario es criminal”. Como comentaba durante el evento, serán los pequeños productores y la biodiversidad quienes salgan más perjudicados por la filosofía de la agricultura intensiva, aunque también los consumidores finales con la pérdida de productos.

El tema central giró en torno a la necesidad de un “cambio en el paradigma del actual sistema alimentario”, como nos comenta Sheila Sánchez, profesora de Ostelea que estuvo en la conferencia y mesa redonda, junto con Claudio Milano y Dra. María del Pilar Leal, además de los alumnos del Máster en Destinos Turísticos Sostenibles y Planificación Turística Territorial. “Para Petrini, la configuración de un sistema de producción intensiva atenta contra la biodiversidad, ya que privilegia las especies más fuertes y/o más rentables, al tiempo que favorece que a lo largo de los años desaparezcan un gran número de plantas e incluso animales”, nos resume Sheila.

La profesora destaca de Carlo Petrini su “clarividencia respecto al futuro más inmediato, su sentido crítico, su profundo compromiso con la sostenibilidad agroalimentaria y la garantía de que los trabajadores del sector cuenten con una remuneración”.

 

 

Los principios del movimiento Slow Food se potencian en las clases de Ostelea “a través de los contenidos de diferentes asignaturas, pero también gracias a otras actividades organizadas, como este mismo evento”, declara Sheila Sánchez. También nos recuerda que en el desarrollo del Trabajo de Fin de Máster los alumnos aplican a un proyecto empresarial o de investigación estos principios. “Un ejemplo de ello es el TFM que están desarrollando las estudiantes Adriana Creter y Karen Loaiza encaminado a crear un espacio gastronómico inspirado en el Slow Food en la ciudad de Quito.

Carlo Petrini: “El mundo no tienen futuro si destruimos la agricultura local”

Slow Food significa comer detenidamente, con atención, valorando la calidad de los productos y teniendo en cuenta la procedencia local de los mismos. El movimiento nace al inaugurar, en el año 1986, un establecimiento de McDonald’s junto a la escalinata de la Plaza España de Roma. Periodistas y locales respondieron con una manifestación, celebrando el gusto por la lentitud de la comida, los productos naturales, la cocina tradicional y el disfrute del plato final. “En los últimos 50 años la comida ha perdido su valor”, afirmaba Carlo Petrini.

Slow Food también repercute en la economía, la biodiversidad y otros aspectos sociales como el hambre en el mundo. Para combatirlo, Petrini aboga por un “nuevo humanismo”, un cambio de valores y de ideas en el que se debe educar desde las escuelas, destacando, entre otros aspectos, la importancia de los productos cultivados en los huertos locales o luchando frente al consumo constante de mantener la nevera llena y desperdiciar comida diariamente. 

Ostelea