logo

Actualidad

Todas las noticias

El renacer del Grupo PlayaSol Ibiza Hotels, explicado por su Director General, Antonio Domenech, en Ostelea

Lunes, Agosto 8, 2016


El Director General del Grupo PlayaSol de Ibiza, Antonio Domenech, ha visitado las instalaciones de Ostelea para explicar a nuestros alumnos el caso de la renovación del Grupo. “Ibiza como destino estratégico para el sector hotelero: el caso del Grupo Playa Sol” ha sido el título escogido para tal ponencia. Los alumnos aprendieron durante esta conferencia la importante lección de cómo mantener un grupo hotelero dentro de los márgenes de la legalidad y, más allá, cómo conseguir reflotarlo tras un pasado gris.

Domenech ha comenzado explicando la historia y poniendo en situación a los asistentes. De la mano del antiguo presidente Fernando Ferré, nace durante los 80 el Grupo PlayaSol. Su crecimiento es gradual hasta situarse en el año 2009 con 6.300 habitaciones, 1.300 trabajadores y 65 establecimientos, apartamentos y hoteles con servicios de pensiones, situados en las principales zonas turísticas de Ibiza, más dos hoteles en Mallorca y otros en Praga. Unos buenos datos si no escondiesen tras de sí una época gris para el negocio.

El Grupo se encontraba con una deuda de más de 300 millones, que no podía soportar con una cifra de negocio inferior a los 45 millones y gasto financiero de nueve millones. Además arrastraba un desfase de tesorería de más de 30 millones. Todo eso se vio reflejado en su reputación pésima, llegando a ser uno de los peores hoteles en toda la isla.

La situación para sus trabajadores tampoco mejoraba. Muchos de ellos se encontraban dados de alta como falsos autónomos o sin contratos, soportando jornadas laborales de 9 y 10 horas diarias sin contar con días libres, en unas condiciones de alojamiento insalubres y sin departamento propio de prevención de riesgos laborales.

La solución a todos sus problemas y el renacer de PlayaSol llegó de mano del grupo Hiperion y la Inmobiliaria Sun Party, los nuevos dueños que lograron la adjudicación de los hoteles en 2014, tras superar un concurso de acreedores. Se trabajó, entre otras cosas, en la creación de un departamento de administración y finanzas, con un nuevo sistema contable, en la reordenación del funcionamiento interno del grupo, en el cumplimiento de la legalidad turística, urbanística, laboral y mercantil y en la mejora de la imagen comercial y de la reputación online gracias a la mejora del servicio prestado en los hoteles.

Tras esta profunda restructuración, PlayaSol Ibiza Hotels hoy está valorada como la cadena líder en Ibiza, con 36 hoteles en la isla y uno en Mallorca. El objetivo actual de la cadena, como definió Antonio Domenech, es trabajar para ser la mejor opción de 3 y 4 estrellas en la isla, beneficiados por hoteles bien situados y por disponer de servicios óptimos en relación calidad-precio.

Los valores de la compañía también han sufrido una reestructuración. Ahora la misión es entender el lifestyle del cliente y ofrecer una experiencia a su medida. Entre otras opciones, eliminando el desayuno tradicional por un brunch, adaptando los horarios al ciclo de vida nocturna y situando los espectáculos musicales en el centro de la actividad.

Otra de las novedades que comentó el Director General durante la presentación ofrecida, es la división en tres segmentos distintos de PlayaSol con públicos claramente diferenciados. Así encontramos Easy, recomendado para cliente de 18 a 30 años, Smart, de 25 a 40 años, y Singular, mayores de 30 años.

Con esta serie de remodelaciones, PlayaSol Ibiza Hotels espera ingresar cerca de los 60M€ durante el año 2016. “Por nuestros hoteles pasarán cerca de 250.000 clientes que generarán 1.2M de pernoctaciones, lo que supone un aumento del 15% respecto al año anterior”, apuntaba Antonio Domenech. 

Ostelea