¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Todas las noticias

Reputación online y el “imperio de los intangibles”, por qué es tan importante para la empresa y para el profesional

Martes, Junio 13, 2017


 

Tras años trabajando para medios de comunicación convencionales, Pedro Jordana le dio un giro a su desarrollo profesional en el año 2014, acercándose al mundo del marketing digital. Actualmente es Content Manager y Digital Strategist en la agencia Tesubi y el pasado 24 de mayo visitó el Campus de Barcelona de Ostelea para dar a conocer la importancia de la reputación online.

“El entorno comunicativo ha cambiado y todos necesitamos comunicar quiénes somos y qué hacemos”, comenzaba en su ponencia Jordana. Con ello, desde el inicio, hacía referencia no solo a empresas y marcas, sino también a cómo tenemos que manejar la reputación online de nosotros mismos como profesionales.

Como puntos de entrada, el experto en estrategias digitales señalaba lo fácil que es, actualmente, poder dar a conocer nuestra opinión de una persona, un producto o una marca. “Antes te escuchaban seis amigos; ahora en el mundo online, te escuchan 6.000 amigos”. El esfuerzo y el trabajo nos permitirán crear una marca consolidada que, sin embargo, puede venirse abajo en un periodo corto de tiempo. “Es muy fácil que un trabajo de más de 20 años se destroce en cinco minutos”, declaraba con ejemplos conocidos como Hawkers, Samsung o Volkswagen.

Tal y como analizaba Jordana, para comprender el nuevo paradigma tenemos que echar la vista atrás y ver cómo ha evolucionado nuestra forma de relacionar empresa-cliente. En 1910 el marketing se basaba en un simple acceso al público, hasta que en 1970 tomaron importancia los valores de cada empresa, con el objetivo de distinguirse entre la competencia. Sin embargo, fue en 1990 cuando empresas y clientes comenzaron a hablar, asociando un producto a un estilo de vida. “Ahora el paradigma ha cambiado, todo el mundo opina de una marca y esta debe escuchar esas opiniones”.

 

 

Para estar en boca de todos, pero siempre de forma positiva, Pedro Jordana hablaba de “cuidar el imperio de los intangibles”. Este concepto es una suma de cuatro factores que acompañan a la empresa: la identidad (qué hace), la cultura (cómo actúa), la imagen (cómo quiere ser vista), y la reputación (cómo se ve).

La reputación es la cristalización de quién soy, es la percepción que tiene la gente de ti o de tu empresa”. Y para lograr que sea positiva debemos tener en cuenta tres puntos clave. El primero de ellos pasa por entender que todo lo que hacemos en internet deja huella, lo que puede implicar riesgos pero también oportunidades. “Debemos aprovechar esas oportunidades”. En segundo lugar, entender internet como “una herramienta imprescindible para promocionarse”. Y finalmente, como expresaba el experto, “el reto está en aprender a gestionar y a sacar el máximo partido a internet”.

Durante la conferencia ofrecida por el invitado, también se ha hecho referencia a la importancia de la reputación online de las personas como trabajadores. “Cada uno de nosotros tenemos que gestionar nuestra reputación”. Pedro Jordana apuntaba que cada logro conseguido, tanto formativo (universidad, máster, cursos de especialización, etc.), laboral (experiencia en empresas) como personal (voluntariados), tienen “un valor que hay que dar a conocer y que forma parte de nosotros”.

Algunos de los consejos que Pedro Jordana ofrecía a nuestros alumnos de Máster de Ostelea pasan, fundamentalmente, por controlar nuestras redes sociales. No se trata de borrar el lado más personal de estas, sino de saber para qué sirve cada red social, y tener en cuenta aspectos como la privacidad y la facilidad de encontrar comentarios desafortunados que podamos hacer. También hacía hincapié en la importancia de mantener un buen perfil de LinkedIn y animaba a los estudiantes a aprovechar las herramientas que ofrece la Red para posicionarse como los mejores profesionales del mercado. 

Ostelea