logo

Actualidad

Todas las noticias

Tito Casasnovas, Director General de Meliá Madrid: “Afrontar el reto de la Dirección requiere una formación multidisciplinar”

Martes, Febrero 7, 2017


 

Acompañado por Héctor Coronel, Director del MBA in Hospitality de Ostelea y Director de Marketing de Meliá Madrid Princesa, Tito Casasnovas, Director General de Meliá Madrid Princesa ha visitado el Campus de Madrid para ofrecer a los alumnos interesados una sesión del Ciclo Directivos bajo el título “Visión de la gestión en el sector Hotelero”.

El día a día de un director general, las reuniones constantes con todos los departamentos del Hotel o los retos diarios a los que se enfrenta han sido algunos de los temas y preguntas que ha aclarado el señor Casasnovas durante la conferencia con los alumnos. Entrevistamos al invitado para conocer más acerca de su posición y su punto de vista del sector turístico.

Lleva más de treinta años en el sector turismo. ¿Cómo ha evolucionado desde que empezaste?

¡Pues te puedes imaginar! Creo que lo único que se mantiene es el reto de satisfacer las necesidades de nuestros clientes, que por cierto, también han ido cambiado durante estos años.

Por otro lado, ¿qué cambios ha observado en la gestión de la dirección también en este periodo de tiempo?

Básicamente en que los equipos cada vez están más formados y las herramientas que nos facilitan son cada vez más sofisticadas. Es importante recalcar el aspecto de la formación y más aún en el ámbito en el que estamos. Que nadie se canse de recibir formación. Cuanto más “multidisciplinar” sea su formación más preparado estará para afrontar el reto de la Dirección.

Aunque no haya especificado en la ponencia por la dificultad de la respuesta, ¿se atrevería a destacar algunas de las habilidades y competencias requeridas para ser un Director General de un Hotel?

Difícil destacar alguna pero sí que hay que trabajar el pensamiento analítico, la escucha activa como paso previo a la toma de decisión, orientación al cliente y trabajo en equipo junto a la flexibilidad y orientación al cambio, también básicas en ese perfil ideal de Gerente.

¿Qué papel juega la formación de futuros directores de hoteles?

Como te comentaba antes: fundamental y crítico a la vez. Solo los mejores, y eso son normalmente los mejores preparados, estarán en disposición de tomar el rol de Director en el futuro.

 

 

También ha comentado su día a día como director. ¿A qué retos se enfrenta?

Un Hotel es una empresa terriblemente activa. Son negocios de 24/365 por lo que cada día es diferente al anterior aunque los retos son básicamente los mismos: satisfacción del cliente externo, búsqueda de rentabilidad y mejora de la experiencia del cliente interno (colaboradores). Sobre esas tres patas descansa el éxito de nuestra industria.

Durante la conferencia contó su experiencia en Mallorca, donde bajo su posición como director del Hotel, este dio el paso a colgar el cartel de ‘Only Adults’. ¿Cuáles fueron los riesgos a los que os enfrentasteis?

El principal reto al que nos enfrentamos fue el sustituir un segmento de negocio bien conocido como es el turismo familiar en los meses de verano por un cliente que buscaba experiencias  de adultos y que no estaba claro dónde debíamos ir a buscarlo. En segundo lugar, crear esas experiencias para “adultos” basándonos en la oferta gastronómica, cultural, histórica del destino.

Continuando con la pregunta anterior, ¿la segmentación es una característica esencial para lograr el éxito en este sector?

Totalmente. Diría que es la principal una vez entendemos que el “location” es la primera. Segmentar para ofrecer un producto distinto y buscar al cliente que está buscando esa experiencia. En una industria en la que normalmente la oferta es mayor que la demanda, solo segmentando es posible encontrar tu nicho de mercado y ajustar el producto a esa demanda específica.

Muchos de los alumnos que asistieron a la conferencia sueñan con tener una posición similar a la de usted. ¿Qué consejos les daría para empezar?

Como comenté en la charla, lo primero es vocación. Es un trabajo tremendamente demandante en términos de tiempo, de dedicación, de pérdida de momentos familiares… Si no es vocacional mejor repensárselo. Pero evidentemente no es condición suficiente. Hablábamos al principio de formación. Y casi que vamos a acabar hablando de lo mismo. Es básico componer un paquete de experiencias y de formación multidisciplinar. Viajar, idiomas, formación técnica y prácticas con los mejores son la combinación perfecta para llegar un día a ser un gran General Manager. 

 

Ostelea