logo

Actualidad

Todas las noticias

Wilson Patricio Hoyos, antiguo alumno de Ostelea y miembro del GRIT, participó en el III Congreso Internacional de Investigación en Turismo, Hotelera y Gastronomía de Ecuador

Miércoles, Junio 28, 2017


 

La Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE), situada en la ciudad ecuatoriana de Quito, organizó y celebró durante los días 14, 15 y 16 el III Congreso Internacional de Investigación en Turismo, Hotelería y Gastronomía. En esta tercera edición, la temática principal ha sido “Patrimonio Cultural: Producto Turístico y Gastronomía con Identidad”.

Estos eventos han reunido en la UTE a profesores, académicos y alumnos tanto nacionales como extranjeros a presentar sus investigaciones en forma de ponencias, resúmenes y artículos científicos. Con ello, se logra un intercambio y transferencia de conocimientos, así como consolidar la investigación y aportar al turismo, especialmente de Ecuador.

En este marco de intercambio de conocimientos, el tercer día del evento (viernes 16 de junio), un antiguo alumno del Máster en Gestión Internacional de Ostelea, y actual miembro del GRIT, Wilson Patricio Hoyos, participó con la presentación de su comunicación: “Turismo y sus efectos globales sobre el patrimonio”.

Este artículo, el cual analiza la “visión general de los problemas que ha provocado una perspectiva imperantemente comercial en la industria turística”, será la base para la postulación del doctorado de Wilson.

El objetivo principal de la investigación del antiguo alumno de Ostelea pasa por “analizar la importancia de una política pública de desarrollo turístico, preventiva hacia la preservación del patrimonio”. Sin embargo, el artículo va más allá, con el fin de prevenir los efectos suscitados sobre el patrimonio y alertar sobre los efectos del éxito turístico en ejemplos mundiales.

“En conclusión, el monocultivo del turismo ha ocasionado problemas sociales en el mundo de difícil gestión”, finaliza expresando Wilson Patricio. Como alternativas, en su presentación habló del turismo de retorno, la tasa turística y la educación para el ocio.

Posterior a la presentación en el Congreso ecuatoriano, el antiguo alumno de Ostelea nos ha dedicado unos minutos para responder a la siguiente entrevista donde conocemos más acerca de su visión de fenómenos como la turismofobia o la tendencia en turismo sostenible, además de hablarnos de Ostelea y el Máster en Gestión Internacional.

 

En tu comunicación presentada en el Congreso tratabas el tema de la turismofobia, un fenómeno que estamos sufriendo también en España, especialmente en ciudades como Barcelona. ¿Cómo se está viviendo este fenómeno desde Ecuador?

En general, en Ecuador no se han dado casos que fomenten el auge del fenómeno; aún sigue siendo un término aislado y básicamente académico.

Lo más cercano lo podemos encontrar en un miedo a la producción turística por parte de algunas comunidades, que han recibido propuestas para involucrarse total o parcialmente en la oferta turística. Sin embargo, sus motivos no se alinean con los que han fomentado la turismofobia.

 

Otra de las tendencias es el turismo sostenible. ¿Cómo ves el futuro en relación al mismo?

Considero que cuando se habla de los impactos del turismo sobre el patrimonio, se trata de identificar la carencia de principios de sostenibilidad que se ha aplicado en la práctica turística y que ha afectado, de manera directa o indirecta, a los destinos. De acuerdo a la tipología de patrimonio afectado y a la consecuencia sobre el mismo, podemos encontrar que no se ha logrado una sostenibilidad global que abarque los campos: ambiental, económico y social.

Es precisamente ahí donde radica la importancia de una política pública preventiva, que logre un correcto balance para lograr los menores impactos posibles sobre los destinos.

 

Esta presentación te ayudará con el doctorado, ¿verdad? ¿Cuáles son tus objetivos a corto y largo plazo?

Actualmente busco realizar el doctorado enfocado en planificación territorial y gestión de los destinos. A largo plazo, la intención es generar iniciativas desde la academia que promuevan una correcta interacción entre los anfitriones de un destino y los turistas.

 

Estudiaste en Ostelea durante la promoción 2015-2016, concretamente el Máster en Gestión Internacional del Turismo. ¿Qué te llevó a optar por este programa? ¿Qué recuerdo guardas de ese año académico?

Siempre guardé una admiración especial por el manejo del turismo en la ciudad de Barcelona y Ostelea presentaba un claustro docente acorde a las expectativas que tenía para poder realizar el Máster.

Existen en la memoria muchos recuerdos que guardo con gratitud. Así que mencionaré dos generales:

Por un lado, el haber compartido las clases y temas de debate con un grupo de profesionales, con diversas perspectivas de la industria, que actualmente se desenvuelven en diversas áreas profesionales y hemos mantenido lazos de hermandad. Principalmente de Ecuador, Brasil, Colombia, Honduras y México.

En segundo lugar, el recibir una visión amplia de la industria por parte de los docentes, quienes se han convertido en guías para diversos temas. Hasta el punto de que, en la actualidad, mantenemos una comunicación, formando una red profesional con la proyección de realizar proyectos en conjunto, especialmente con varios de ellos.

 

¿Qué relación guardas con la Escuela a día de hoy?

Actualmente formo parte del GRIT, para poder colaborar con las investigaciones que varios miembros realizamos desde distintos lugares del mundo, en materia turística.

 

Finalmente, ¿qué es lo que más te gustó de Ostelea?

El respeto y profesionalismo con el que se maneja por la diversidad de criterios que convergen en la Escuela desde distintos niveles.

Ostelea