3 consejos que pueden seguir los hoteles para vender más allá del verano
21 Mayo, 2019

Aunque la tendencia es que en verano el sector turístico experimente un crecimiento exponencial, la realidad es que los agentes turísticos deben estar muy atentos para aprovechar las ventajas que ofrece la temporada y así llevar el negocio a un siguiente nivel.

De hecho, trabajar la estrategia de promoción de nuestro hotel en verano es una inversión de cara a los meses más fríos ya que si conseguimos generar una imagen de marca potente nos será más fácil fidelizar a nuestro público en temporada baja.

 

Patrocina un evento

 

En verano se suceden eventos de toda clase –culturales, deportivos…–, desfiles y conciertos y esto puede ser una oportunidad para tu negocio hotelero. Las alianzas entre este tipo de actos y las marcas suelen generar un beneficio no solo económico, sobre todo, a nivel de imagen que se traduce en más reservas y más volumen de turistas en el hotel.

La clave para lograr que el impacto sea positivo es elegir aquellas temáticas o causas que, por un lado, están realmente alineadas con nuestros objetivos y si, además, generan repercusión mediática mejor.

 

Promueve ahorros para otros momentos del año

 

Ponte en situación: tienes una familia alojada en el hotel que está cómoda, disfruta de tus instalaciones y participa en las actividades que tu alojamiento ofrece. ¿No crees que estará deseando repetir la experiencia en otro momento del año?

Configura una oferta de ocio igual de atractiva para los meses fuera de la temporada veraniega y ofrece promociones, ofertas, descuentos u obsequios a tus clientes actuales. Comprobarás como la gran mayoría recurre a ellas en pleno otoño cuando estén deseando realizar una escapada para desconectar de la rutina.

 

Acuérdate de tus clientes más allá del verano

 

Es muy probable que a lo largo del año cuentes con una serie de clientes fieles que apuestan por tu alojamiento sin plantearse hacer el salto a ningún otro hotel. ¿Cómo se ha forjado ese vínculo? La respuesta está claramente en la atención y la personalización.

No importa si son viajeros solitarios, parejas o familias, si nos gusta un destino es muy probable que repitamos y más si han tenido algún detalle especial cuando no lo estamos esperando. Desde una nota manuscrita a un pequeño regalo. Ellos lo valorarán y, lo que es mejor, lo agradecerán de la mejor forma posible: confiando en ti de nuevo.

 

Añadir nuevo comentario