3 razones para despedirse del turismo ‘low cost’
12 Diciembre, 2019

3 razones para despedirse del turismo ‘low cost’

 

Se trata de un tema que está de pleno debate en nuestros días. Son muchos los destinos que, durante años, han priorizado el recibir una gran cantidad de turistas que no desembolsaran grandes cantidades de dinero frente a un turismo que optara por servicios más Premium y de calidad.

 

Los primeros eligen sus viajes y escapadas atraídos por los precios bajos, sobre todo, en lo que al transporte y al alojamiento se refiere. Es por ello que eligen hoteles con pocas estrellas, hostales o pisos turísticos para dormir. También suelen hacerse con paquetes de ‘todo incluido’ que les permite disfrutar de una habitación de nivel, transporte y opciones de ocio a bajo coste.

 

En cambio, el otro perfil de turista, tiende a elegir hoteles con más estrellas y, lo que más interesa a los destinos turísticos, compra más, va más a restaurantes, hace más actividades… es decir, gasta mucho más durante su viaje.  

 

1. Saturación del destino

 

No se trata de terminar con el turismo low cost, sino de gestionar su concentración en el tiempo y en el espacio. Y es que además de los costes públicos que se pueden derivar de este turismo lo que se produce es una saturación importante de los lugares que acogen a estos viajeros low cost afectando así a los recursos naturales, culturales y sociales.

 

2. Impacto medioambiental

 

Las nuevas tecnologías han propiciado que todos descubramos lugares recónditos de nuestro planeta que bien merecen una visita. Muchos de estos lugares son entornos naturales en los que no se cobra entrada o no se tiene un control de la afluencia de visitantes lo que los convierte en foco principal de los viajeros low cost.

 

Sin embargo, se trata de una fórmula turística que tiene un impacto ambiental en zonas naturales protegidas causando severos daños –a veces incluso irreversibles– en los ecosistemas y en las poblaciones.

 

3. Competencia de otros destinos

 

Basarse en una oferta turística de precios bajos es, como dicen los expertos, adecuada para atraer a un determinado perfil turístico, sin embargo, no se trata de una estrategia sostenible en el tiempo. Y es que bajar los precios permite llamar la atención de algunos, pero pronto pueden aparecer otros destinos que ofrezcan un producto turístico parecido a menor coste incluso.

 

Ofrecer, en cambio, servicios únicos, personalizados y de calidad es algo difícil de igualar.

 

Evidentemente, los expertos coinciden en que no se trata de elegir entre unos y otros ya que ambos perfiles de viajeros aportan unas cosas u otras al destino. Lo que sí buscan la mayoría de agentes del sector es superar la época basada un modelo turístico eminentemente centrado en la celebración de récords turísticos.


 

 

Añadir nuevo comentario