Marketing Influencers Turismo Slider
Blog turismo
Estrategia con influencers, ¿acierto o error para el sector turístico?
19 Marzo, 2019

Las redes sociales llegaron a nuestras vidas como elemento de entretenimiento, sin embargo, muchos vieron su potencial a la hora de monetizar su presencia en Instagram, Facebook y demás. Pronto le llegó el turno al sector turístico.

Concretamente, restaurantes, hoteles, operadores de viajes y otros agentes turísticos supieron ver el canal online como una oportunidad para, por un lado, conectar con sus clientes y público potencial y, por otro, para incrementar sus ventas.

Esto se tradujo en la apertura de perfiles en prácticamente todas las redes sociales, lanzarse a la hegemonía de la imagen, aprender las mejores técnicas para triunfar en Instagram y la realización de acciones específicas en estos canales. Como, por ejemplo, las campañas de marketing de influencers.

 

¿Pero qué es el marketing de influencers?

 

Se trata de una estrategia cada vez más frecuente entre empresas y marcas –más allá del sector turístico– y que se basa en la colaboración entre estas y una persona con una amplia comunidad en redes sociales. Sí, efectivamente, se trata de recurrir a los conocidos influencers para “aprovechar” que su visibilidad se transfiera, de algún modo, a nuestro negocio.

Una de las ventajas de este tipo de acción es que nos permitía llegar a una fracción amplia de nuestro target al que normalmente no tendríamos acceso. Ayuda también a nuestra reputación de marca y, en último término –pero muy importante– a la conversión.

 

¿Realmente funciona?

 

Esa es la pregunta que se hacen muchas marcas y ahora un nuevo estudio realizado por la firma Hotelsdot arroja algo de luz sobre el asunto. La respuesta sería que depende.

Y es que mientras los jóvenes entre 18 y 25 años son un público muy permeable a este tipo de campañas, la realidad es que la mayoría de encuestados reconoce que «el nivel de impacto de los influencers en el proceso de toma de decisiones es nulo o bajo».

De modo que, los influencers se podrían entender como un argumento de venta más pero que no puede sustituir ni reemplazar al resto de comunicaciones que se realizan, por ejemplo, en un hotel.  

Añadir nuevo comentario