Gastromarketing, la solución que todos los restaurantes necesitan
10 Septiembre, 2019

En una época en que todo es tan volátil y las tendencias vienen y van con más rapidez que nunca, es imprescindible que los negocios tengan algo diferente que ofrecer y que garantice su éxito.

Este cambio de rumbo se ha dado en todos los sectores, pero en el de la hostelería es más clave si cabe y es que aunque al ir a un restaurante lo que buscamos sobre todo es comer bien, lo cierto es que con eso ya no basta.

 

Ahora los comensales buscan experiencias, espacios cuya decoración acompañe a la degustación y cartas en las que reconocer cosas tradicionales pero que también incluyan tintes de innovación. Hace unos años los restaurantes se pusieron manos a la obra y emprendieron su camino hacia ofertas gastronómicas diferenciadas, pero ¿cómo hacer que los consumidores lo supieran?

 

Es aquí cuando surge el gastromarketing, una tendencia que une restauración y marketing y que está enfocada a promocionar esas experiencias gastronómicas excepcionales que desarrollan bares y restaurantes. Al fin y al cabo se trata de buscar nuevas formas de llegar al cliente y en eso, el marketing tiene largo recorrido gracias a su uso de redes sociales, newsletters y sorteos que se suman a las tradicionales campañas publicitarias en lo que a fidelizar y ganar clientes se refiere.

 

¿Cuáles son las claves del marketing gastronómico?

 

Aunque, como decíamos, se trata de una tendencia al alza, lo cierto es que el gastromarketing es todavía una tarea pendiente para muchos actores del sector. Todavía es relativamente sencillo encontrar establecimientos que no se han adaptado a estos nuevos tiempos y que, por lo tanto, tienen camino hasta modernizar su gestión.

 

De ahí que hayamos seleccionado los 3 principios clave del marketing gastronómico:

 

Profesionaliza las RRSS

 

Lo sabemos, a nivel personal Instagram, Facebook y Twitter son meros objetos de entretenimiento, pero deberías olvidarte de esta idea cuando emplees las redes sociales de tu negocio. Y es que aunque tengan un trasfondo lúdico, lo cierto es que todas ellas son herramientas para llegar a tu audiencia más rápido y más directamente. Son también un canal de atención al público y una parte fundamental de la imagen de tu restaurante. Todo con equilibrio, eso sí.

 

Es decir, debes recurrir a expertos que definan una estrategia y gestionen tus comunidades online, pero manteniendo un grado de cercanía y naturalidad. No queremos parecer demasiado informales, pero tampoco pecar de muy comerciales y dar la sensación de que solo estamos en Instagram para vender. Eso no funcionará.

 

El entorno digital es poderoso

 

Y ya no solo hablamos de las redes sociales, que también. Al plantear una estrategia de gastromarketing debes tener en cuenta que para bien, pero también para mal, todo en Internet se magnifica.

 

Es decir, comprobarás que tus contenidos, tus productos y tu reconocimiento llegan a muchas más personas, pero esto también ocurrirá si cometes algún tipo de error. La comunicación digital debe planificarse y medirse, incluso en aquellos escenarios negativos que pueden llegar a dañar nuestra trabajada reputación.

 

No te olvides de la oferta gastronómica

 

No cometas el error de pensar que una buena fotografía y una buena comunicación son suficiente para el éxito de tu restaurante. Porque mientras que estos recursos pueden ser el recurso que tu establecimiento necesita, lo cierto es que si el producto , el servicio o la cocina que se prepara no son buenos, la clientela te abandonará al poco tiempo.

 

Durante la crisis económica el sector fue testigo de cómo muchos se lanzaron a abrir establecimientos sin formación en restauración. Lo mismo ocurre con tu equipo, debes rodearte de personas con talante y capaces de gestionar salas, de conocerse la carta al dedillo y de asesorar y tratar bien a los comensales.

Añadir nuevo comentario