¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Blog de turismo

Febrero 13, 2017

4 ideas increíbles para un San Valentín diferente

Blog de turismo

Hay quien dice que no necesita días señalados para hacer algo especial. Otros se niegan rotundamente a celebrar una festividad que no es propia de su país. Podemos estar o no de acuerdo, pero hay algo que es evidente en la mayoría de las parejas: el ritmo de vida que llevamos no nos permite disfrutar de nuestro tiempo libre todo lo que quisiéramos.

Desde Ostelea animamos a todas las parejas del mundo a utilizar este 14 de febrero como excusa para sorprenderse, mimarse y hacerse feliz. Pero, ¿cómo ser originales en un mundo en el que casi todo está inventado? A continuación os proponemos algunas ideas algo diferentes que os inspirarán:

1. Una cena de cine

Sí, habéis oído bien. Una cena de película, de las que dejan sin aliento. Nada de velitas, comida pre-cocinada y servilletas de papel. En un artículo de La vanguardia podemos encontrar ideas para llevar a cenar a nuestro Valentín a alguno de los barcos de los canales europeos. Podríamos optar por los de Ámsterdam (Países Bajos), que son patrimonio de la Humanidad, Venecia, San Petersburgo o Brujas.

Canal Venecia

2. Una “noche de bohemia y de ilusión”

Nada de spa comunes o hoteles de carretera. Seamos originales y vayámonos a los hoteles más sensuales de nuestro país o, para los más aventureros, de cualquier ciudad del mundo. Una noche de pasión en hoteles perfectamente ambientados para ello, enfrente del mar o recreando la famosa habitación roja de “Cincuenta sombras de grey”. En este artículo de Trivago, podemos encontrar algunas ideas que podrían estar a la altura.

3. Un regalo para siempre

Es hora de reinventarse. Nada de rosas rojas, libros o joyas. Está pasado de moda. Podemos optar por regalar emociones que quedarán para siempre. Por ejemplo, un paseo en globo por los increíbles cielos de los Picos de Europa, Barcelona o la Toscana. Los más aventureros podéis elegir una acampada de fin de semana en sitios maravillosos como la isla de Skye, en Escocia, donde estaréis rodeados de magia.

4. Un plan romántico-rural

No nos engañemos. Siempre es agradable desconectar del tráfico y el ruido estridente de la ciudad. En este caso también debéis ser innovadores. Proponemos una noche en un castillo siglo X, en Castillon-du-Gard, en Francia.

También podéis ofrecer a vuestra pareja un paseo en caballo delante del mar, algo que probablemente no habréis hecho y os permitirá soñar y fortalecer vuestro amor.