¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Blog de turismo

Diciembre 19, 2017

5 aptitudes que necesitas para convertirte en el mejor director de hotel

Blog de turismo

Ser director de hotel significa una responsabilidad enorme. Cualquier empresa necesita ser administrada y dirigida de forma eficiente y, obviamente rentable, para poder seguir funcionando y creciendo. Esto supone que se necesita una estar personal y profesionalmente capacitada a asumir esta responsabilidad.

La persona que aspira a convertirse en un director de hotel capaz de responsabilizarse de todo no que comporta su puesto de trabajo, no solamente debe tener habilidades financieras y administrativas, sino que también necesitará habilidades interpersionales, de gestión y de liderazgo. Además, claro está de formarse en el sector con programas de capacitación directiva, como por ejemplo el MBA de Hospitality and Tourism Management.

 

¿Cuáles son las habilidades necesarias para convertirse en un director de hotel total?

 

1. Capacidad de liderazgo

Una competencia con elevada importancia en este caso porque las funciones del profesional incluyen ser responsables de la empresa. El liderazgo comporta saber guiar al personal de forma adecuada, motivándolos y haciéndoles sentir imprescindibles en cada proyecto empresarial. También implica tener visión de futuro, lo cual requiere cierta capacidad para orientar las acciones de la empresa con la intención y capacidad de generar beneficio a corto y a largo plazo. Para ser un líder efectivo, el resto de integrantes de la empresa debe reconocer sus capacidades.

 

 2. Gestión y optimización

Cuando hablamos de gestión, el director de hotel no solamente debe saber gestionar las reservas sino que debe ser capaz de dirigir toda la gestión de la actividad del hotel. Esto significa que debe saberlo gestionar, desde los escándalos y críticas, hasta el personal y sus costes. En definitiva, tiene que ser un experto en planificación empresarial.

 

 

La gestión de equipos o departamentos es otra de las responsabilidades del director de hotel. Tiene que coordinar los responsables de cada departamento, desde limpieza, hasta los profesionales de marketing. Estos van a poner al día al director y él se hace responsable de coordinarlos y gestionarlos internamente de una forma que comporte resultados positivos para el negocio y para los equipos. Como consecuencia, la buena gestión se transformará en resultados óptimos para el hotel.

 

3. Organización personal y profesional

El planeamiento estratégico es una de las piezas clave de la profesión. Para que un hotel, como negocio, sea exitoso se necesita coordinación de la visión, las estrategias y las tácticas para conseguir un mismo y único objetivo. 

 

 

4. Proactividad y resolutividad 

Ser proactivo y resolutivo significa que puede apoyarse en los empleados. Cuando el líder necesite tomar una decisión o resolver un problema debe tener la certeza de que puede recurrir a su equipo. Si además eres de los que no se ahogan en un vaso de agua, la posición de trabajo es perfecta para ti porque se necesita saber solucionar problemas constantemente sin caer abatido por ellos.

 

5. Buen comunicador

Ser dinámico es clave en el sector del turismo. En esta posición se necesita tener una buena relación con todos los empleados y, a la vez con los clientes. Se tiene que saber estar, tener claras las directrices de protocolo y etiqueta, entender de comida y bebida y, sobretodo saber escribir y hablar en varios idiomas, en particular se le da mucha importancia al inglés. En definitiva, ser un buen comunicador, interno y externo.

 

 

Ostelea