¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Blog de turismo

Noviembre 15, 2017

5 claves para combatir la aerofobia

Blog de turismo

El avión es el medio de transporte más seguro que, actualmente, existe. La probabilidad de tener un accidente es de 1 entre 2,5 millones y es evidente que se trata de una de las formas más rápidas de desplazarnos de un punto a otro del planeta.

Pero aún así muchos viajeros temen volar en avión contra toda lógica y hace que muchos dejen de hacer turismo o que cambien radicalmente sus planes vacacionales. ¿Qué puede hacer el sector del turismo para combatir la aerofobia?

El sector tiene que afrontar este problema ofreciendo las mejores comodidades para el pasajero y montando “paquetes” de ofertas que tengan en cuenta las necesidades específicas del cliente durante el vuelo.

Hemos preparado una lista de recursos que pueden evitar la aerofobia sin tener que acudir a ayuda profesional:

 

1. El asiento es la clave

Según especialistas en psicología, cuanto más cercanos a la cabina estén los asientos el vuelo será más estable para el pasajero. Aunque sólo sea por un motivo del subconsciente, el viajero siente sensación de más amplitud y más seguridad porque la mente de la persona asocia el control y la confianza al estar más cerca de los profesionales. 

También son ideales los asientos cercanos a la salida de emergencia porque tienen más espacio y esto reduce la sensación de claustrofobia que puede darte en otras partes del avión, como la trasera. También dan más sensación de espacio los asientos de pasillo porque te dan la oportunidad de levantarte en cualquier momento sin molestar a nadie y a la vez evitas el asiento de ventanilla, que puede provocar sensación de vértigo.

 

2. Mantener la mente ocupada

La opción de tener entretenimiento ante tus ojos durante todo el vuelo es una herramienta de relajación. Por un lado la música sirve como un calmante para los nervios y sirve para despejar la mente. Los especialistas recomiendan canciones enérgicas y dinámicas.

Por otro lado las películas de humor ayudan a olvidarte de la sensación de irritabilidad y las de ciencia ficción ayudar a trasladar la imaginación a otro mundo y dejar de pensar en el avión. Es ideal que la oferta de entretenimiento ayude al viajante a relajarse y no aumentar su angustia.

 

3. Evitar las malas noticias

Personalmente dicen que es mejor si el cliente evita leer noticias de accidentes aéreos. Si un cliente ya viene atemorizado por videos por las turbulencias debes darle datos objetivos para ayudarle a sentirse más seguro. Haz comparaciones con el tráfico en coche o las montañas rusas de un parque de atracciones. En definitiva, explícale al cliente que los aviones son el medio de transporte más seguro y apórtales el máximo de confianza posible.

 

4. Los auxiliares de vuelo son la salvación

Organizar un viaje acompañado acostumbra a dar más seguridad al viajero porque le inhibe del estrés. El hecho de volar bien situado o bien acompañado condiciona mucho el estado de ánimo en el que se encuentra la persona. Es por eso que se recomienda alejarse de zonas ruidosas del avión o de los niños.

Es por eso que el mayor aliado es el personal del avión, los azafatos/azafatas, su actuación de normalidad da confianza y te asegura que llevan muchas horas más que el cliente en el avión y no les ha pasado nada. Tener en cuenta una aerolínea que tiene una buena formación de personal de tripulación es lo más indicado para un cliente con miedo a volar.

 

5. Comer bien sienta bien

Contratando una aerolínea que no tiene un buen servicio de comida puede comportar un resultado horroroso para un viajero sensible al vuelo. Además hay tipos de comida que no dejan dormir de forma seguida o cómoda. Por lo tanto, escoger una dieta equilibrada reduciendo los alimentos energéticos para tu cliente es la mejor opción. No hace falta decir que es mandatorio alejarse del café.

 

Ostelea