¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Blog de turismo

Marzo 28, 2018

5 platos que tienes que probar en Semana Santa

Blog de turismo

Por lo general, la Semana Santa marca el inicio de la primavera. El paso de una estación a otra, a menudo, anima a cambiar los hábitos culinarios del invierno. Desde Ostelea, te presentamos una selección de cinco platos con los que, seguro, te vas a chupar los dedos.

1. Torrijas

Las torrijas es un dulce muy arraigado a la cultura gastronómica española. Especialmente, en Andalucía. Se trata de una rebanada de pan duro empapada en leche, vino. Luego, se reboza en huevo y se fríe en una sartén con aceite. Se le puede añadir un poco de miel o azúcar y aromatizar con canela.

Por las fuentes documentales que conservamos, se afirma que las torrijas ya eran populares en los siglos IV y V y, por entonces, se las conocía como aliter dulcia (otro plato dulce). Aunque fue un postre típico en Europa, se considera que en España tuvo sus orígenes.  

2. Porrusalda

Este es un plato típico del País Vasco. Se trata de un cocido de verduras en el que el puerro es el principal protagonista. En euskera, “porru” es puerro y  “salda” es caldo. Se considera un plato de origen humilde de la cultura vasca ya que sus ingredientes (zanahoria, patatas, cebolla, ajo y puerro) nunca faltaban en las huertas.

3. Potaje de Vigilia

Este es un plato que, durante muchos años, se ha servido en las tascas y bares españoles los viernes de cuaresma. La tradición dice que, durante los 40 días que dura el tiempo de penitencia cuaresmal, los fieles deben privarse de comer carne como muestra de penitencia y preparación para la Semana Santa.

El bacalao sazonado es el principal ingrediente de este potaje. A este pescado, le acompañan garbanzos, judías blancas, espinacas, cebolla, ajos, aceite, pimentón y huevo duro. La forma tradicional de servir este plato es con el huevo duro picado a cuartos por encima del cocido.

4. Buñuelos

En esencia, el buñuelo no es más que una masa hecha con harina, agua, huevos y leche que se fríe. Tradicionalmente se ha asociado este plato a la cuaresma ya que se puede añadir relleno de pascado. Por lo general, bacalao.

Aunque se le atribuye un origen cristiano (por eso de ser consumido durante la Cuaresma), los buñuelos son de tradición arábiga. En los califatos del sur de la península, existían vendedores ambulantes de estos productos en los mercados.

5. Bacalao al pil pil

El Bacalao al pil pil es tradicional de la cocina vasca. Básicamente, consiste en piezas de bacalao cocinadas en aceite de oliva, ajo y guindillas. Se cocina en cazuela de barro y su nombre (pil pil) proviene del sonido que producen el estallido de las burbujas de aceite cuando se cuece el pescado.