¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Blog de turismo

Marzo 10, 2016

El decálogo para cautivar al turismo familiar

En el sector de la hotelería, las familias son un nicho de mercado perfecto. El turismo familiar es siempre agradecido y, aunque cuesta más esfuerzo satisfacer sus necesidades, el beneficio que dejan es más elevado.  Es por este motivo que muchos hoteles y destinos turísticos están empezando a proponer planes vacacionales especiales para las familias.

Actualmente, la competencia en el sector es altísima y sólo unos pocos son capaces de destacar. ¿La clave? Te la resumimos en éste decálogo.

1. Tener una buena localización

Cuando planeas tus vacaciones en familia, lo primero que haces es pensar en el destino turístico. Más allá de las fechas o de la calidad del hotel, el factor determinante a la hora de escoger dónde pasarás las vacaciones siempre es el lugar. Por eso, los hoteles que están situados en epicentros turísticos suelen tener más éxito que el resto.

2. Ofrecer actividades de ocio

Tus clientes quieren desconectar. Por eso, los hoteles que realmente quieren desmarcarse del resto, buscan una oferta lúdica completa e interesante para las familias. Se valora muy positivamente cuando se programan actividades interesantes para realizar en familia. Desde salidas culturales hasta talleres de manualidades para todos.

3.  Dar el calor del hogar

“Tu casa fuera de tu casa”. Deberías grabarte a fuego esa frase. Cuida los pequeños detalles y trata a tus clientes con la máxima cordialidad posible. Ten en cuenta que, para la mayoría de los turistas, lo mejor de ir a un hotel es no tener que preocuparse de nada. A la gente le encanta que le cuiden y ver que hay “alguien” que está siempre detrás.

4. Añade ofertas y descuentos especiales

En la misma línea del punto anterior, debes luchar por la singularidad en la relación con cada uno de tus huéspedes. Un buen truco es ofrecer descuentos especiales para colectivos. Un descuento especial para las familias es la mejor manera de mostrar que realmente te preocupan tus clientes y estás comprometido con su bienestar.

5. Mejor menú que carta

La oferta de restaurante deberá adaptarse a las necesidades de cada uno de tus clientes. Una tarifa “todo incluído” permite que sólo se pague por la comida que el niño se come. Además, le evitas agobios y le simplificas mucho sus vacaciones

6. Un hotel con piscina

El que tiene una piscina con jardín lo sabe. En verano el agua es la actividad estrella de los niños. Por eso, disponer de una piscina en el hotel es el mejor reclamo para atraer a las familias. No te olvides de añadir una zona con tumbonas y con servicio de bebidas para que los padres también puedan disfrutar del descanso al aire libre.

 

Hotel con piscina

7. La limpieza es importante

Una de las exigencias más demandadas por parte de las familias es la limpieza. Los padres y madres quieren moquetas impecables para que sus niños puedan gatear y jugar en el suelo sin riesgo a constipados o infecciones. Por supuesto, asegúrate de que las habitaciones estén alejadas de la zona de fumadores.

8. Da asistencia para casos especiales

¿Qué pasa si tus clientes pierden el avión?¿Y si necesitan alojarse una noche más? Si eres capaz de solucionar sus imprevistos seguro que te ganarás su eterno agradecimiento. No olvides que, un cliente satisfecho es, sin duda, el mejor reclamo publicitario que puedes tener.

9. Cuida tu presencia online

Lo primero que va a hacer tu cliente cuando le recomienden tu hotel es buscarlo en internet. Antes de hacer una reserva, necesitará ver qué aspecto tienen las habitaciones o saber qué servicios añadidos se ofrecen.

10. Los empleados

De todo el decálogo, lo que realmente marca la diferencia son los empleados. Ellos están en contacto directo con los clientes, por lo que su trato ha de ser siempre cariñoso y adecuado. Cuando entrevistes a los candidatos para formar parte de tu equipo, ten en cuenta su paciencia y valora como algo positivo si tienen familia o les gusta tratar con niños pequeños.

 

Ostelea