¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Blog de turismo

Enero 12, 2016

La importancia del turismo futbolístico

En Europa el fútbol es más que un deporte. Es una industria con gran influencia en el sector económico, reuniendo a visitantes de diferentes continentes. De hecho, la liga española, una de las más importantes del mundo, mueve a viajeros de 19 distintas nacionalidades cada fin de semana a España para presenciar un partido de la liga de futbol, según el informe de Goalnomics realizado por Ticketbis, plataforma de compra y venta de entradas para todo tipo de espectáculos. 

El estudio aborda las perspectivas económicas en la industria del futbol en las principales ligas europeas. Analiza diferentes ámbitos en los que convergen el deporte y la economía, como el valor de los goles, la afluencia turística a los estadios, el valor de equipos como empresas y la inversión millonaria de los clubes. A nivel turístico, el informe señala que la liga española es la más internacional, recibiendo, al menos, 19 nacionalidades diferentes cada fin de semana. Los extranjeros más numerosos son los europeos, seguidos de los asiáticos y los americanos

Los grandes clubes europeos han encontrado en el turismo futbolístico un gran filón que mueve cada vez más seguidores, generando un negocio importante. Tal y como remarca Ander Michaelena, consejero delegado de Ticketbis: “hemos visto cómo ha ido creciendo el interés por nuestra liga fuera de España, hasta alcanzar cifras históricas”.

Cabe destacar que, mientras que los españoles no reparan en gastos a la hora de comprar las entradas, los extranjeros están dispuestos a pagar cifras mucho mayores por localidades VIP y vivir una experiencia única

En este sentido, los franceses y los ingleses son los que más entradas compraron la temporada pasada para presenciar los clásicos, tanto en el Camp Nou como en el Santiago Bernabéu –estadio que se ha consolidado como el tercer museo más visitado de Madrid. Concretamente, los aficionados franceses se decantan por el feudo madridista, mientras que los británicos prefieren el estadio culé. Los holandeses son los que más entradas compran para ver al Sevilla en el Sánchez Pizjuán y, los argentinos se encuentran entre los más asiduos en cuatro estadios: Deportivo de La Coruña, Getafe, Rayo Vallecano y Valencia

En el resto de ligas europeas, los estadounidenses prefieren la Premier League, la cual gran parte de los turistas que recibe son también australianos. En Alemania destacan los turistas asiáticos, fans de la Bundesliga. Y, en referencia a la liga Italiana, ésta recibe a franceses y alemanes siendo, además, la liga extranjera preferida por los españoles. 

En síntesis, el turismo relacionado con los deportes se hace cada vez más popular, especialmente cuando se trata de futbol. Constituye un negocio considerablemente rentable si se tienen en cuenta aspectos como las visitas de extranjeros a los estadios, con todos los ingresos monetarios que implica, y la alta inversión publicitaria de los equipos de fútbol. 

Este tipo de eventos, especialmente los grandes encuentros, suponen un atractivo turístico, un impulso para la ocupación hotelera y el consumo de establecimientos de restauración, así como la venta de billetes de avión en partidos especiales; como la final de la Champions League que disputaron el Atlético de Madrid y el Real Madrid el pasado año en Lisboa, la cual triplicó la demanda de vuelos entre Madrid y Lisboa.

Ostelea