¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Blog de turismo

Enero 19, 2016

La influencia del público infantil en el turismo familiar

Más del 60% de los niños y adolescentes españoles, de entre 7 y 16 años de edad, se informan del lugar donde irán de vacaciones a través de internet, según una encuesta de la Generalitat de Catalunya. De hecho, cuando se trata de turismo familiar, en más de uno de cada dos hogares el destino se elige entre todos.

Según la encuesta sobre preferencias de viaje realizada a 300 niños y adolescentes de toda España, la toma de decisiones de las vacaciones se lleva a cabo en familia. En concreto, en más de la mitad de los casos, se tiene en cuenta la opinión de los más pequeños, frente a un 35% que declara que la decisión es exclusiva de los padres. 

Los destinos preferidos son la playa, los parques de atracciones y los hoteles con actividades para niños. El 50% de los encuestados prefiere sitios donde, además, puedan hacer actividades en el agua, aunque este porcentaje decrece entre los niños de 12 a 16 años. En este sentido, en referencia al alojamiento, el 67% de los niños y adolescentes prefieren un hotel, seguido del camping con un 13%. Cabe destacar que solo a un 16% le agradan las visitas culturales.

Respecto internet y las redes sociales, un 33% afirma no querer ir a un sitio del cual se hable mal en la red. Más del 70% de los niños prefieren repetir un destino que les ha gustado, porcentaje que se reduce a medida que los niños crecen, prefiriendo descubrir sitios nuevos. A medida que crecen, hacen un mayor uso de las redes sociales para explicar sus vacaciones, compartiendo fotos y comentarios de sus viajes, lo que les convierte en los mejores prescriptores de un destino turístico familiar

En definitiva, en el ámbito del turismo familiar, los niños poseen una gran influencia en el momento de informar y decidir el próximo destino vacacional. Por esta razón, la industria turística y hotelera debe plantear estrategias que capten la atención de los niños, reconociendo sus necesidades e intereses particulares. Es más, más allá de explotar las destinaciones preferidas, debe potenciar el turismo más cultural hasta convertirlo en una posible preferencia no solo para los padres, sino también para los niños.

Ostelea