¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Blog de turismo

Febrero 08, 2018

¿Instagram está acabando con el turismo?

Blog de turismo

Es inevitable. Cuando uno entra en Instagram (sobre todo, en verano) se siente un poco desdichado. Cada post que publica uno de tus amigos,  te traslada a sitios maravillosos y momentos únicos. Tú, mientras tanto, probablemente, estás en la oficina trabajando o en la biblioteca estudiando.

 

¿Es que todo el mundo tiene una vida alucinante?¿Eres la única persona que no ha estado en Croacia durante el pasado verano o no se ha tomado una foto delante de la Torre Effiel? Si todas estás preguntas te martillean cada vez que haces login en esta red social, tranquilo. No tienes de qué preocuparte. El problema no es tuyo, es de Instagram.

 

El 48% de los turistas se deja influenciar por Instagram

Según un estudio de Adweek, un 48% de los usuarios afirma que utiliza Instagram para conocer y elegir sus destinos turísticos. En esta misma línea, el informe señala que el 35% de los turistas se ha dejado influenciar por Instagram para descubrir nuevos rincones cuando realizan un viaje.

 

Desde el punto de vista meramente turístico, Instagram se convierte en una plataforma en la que son otros usuarios los que, desinteresadamente, te hacen de guía y te muestran las bondades de un destino. Teniendo en cuenta que, en la actualidad, hay más de 400 millones de usuarios activos, ésta es, sin lugar a dudas, una herramienta determinante para los profesionales del sector.

 

 

La homogeneización de lo espectacular

Sin embargo, los expertos apuntan que el auge de esta red social puede ser nociva para la calidad del turismo. Existe el riesgo de acabar banalizando lo que, para muchos es espectacular. Según Xataka, Oliver KMIA, esta red social a acabado con la diversidad y el sentido del asombro de los turistas. Ahora, todo el mundo está muy pendiente de conseguir un post con muchos likes y poco pendiente de disfrutar de su viaje.

 

Este usuario ha analizado todas las fotografías publicadas bajo las etiquetas más populares de viajes, como por ejemplo, #instatravel, y su conclusión es, cuanto menos, sorprendente. Todos los usuarios acaban tomando prácticamente las mismas imágenes desde los mismos planos y con las mismas posiciones. El video en el que recoge su análisis, Instatravel: A photogenic Mass Tourism Experience, es bastante esclarecedor.

 

Apostar por la experiencia

Si bien es cierto que las imágenes y fotografías son una parte inmanente de los viajes y que Instragram puede convertirse en un potente aliado para fagocitar el turismo, es importante remarcar que los viajes están para vivirlos y disfrutarlos. Estar pendientes de tomar “esa” imagen puede ser contraproducente e ir en contra de este propósito.

 

Además, la sobreexposición de determinados destinos y monumentos en Instagram, puede provocar la masificación del turismo. La consecuencia más inmediata de la masificación del turismo es la insostenibilidad del entorno.

Ostelea