¡LLÁMANOS AHORA! +34 93 400 50 24

logo

Actualidad

Blog de turismo

Septiembre 13, 2018

El miedo a no viajar bien

Blog de turismo

¿A ti también te pasa? Viajar a un destino en el que jamás has estado y tener una sensación constante de estar perdiéndose la mitad de las cosas. Es lo que en el mundo anglosajón se conoce como el fenómeno FOMO, Fear Of Missing Out (miedo a perderse algo) y, según señalan los expertos, es una situación que se está extendiendo cada vez más.

 

¿Cuáles son los síntomas de FOMO?

El viajero que padece FOMO tiene una sensación constante de no estar aprovechando el tiempo y necesita comparar sus vacaciones con el resto de sus amigos y familiares. Si tiene la sensación de que sus vacaciones no están siendo tan intensas como las del resto de conocidos se frustra y no consigue disfrutar del viaje.

¿A quién afecta el FOMO?

Por lo general, el turista millennial es más susceptible de padecer este tipo de síndrome. En parte, porque está más pendiente de las redes sociales y de los comentarios en la red. La constante publicación de fragmentos de nuestra vida en plataformas como Instagram nos obliga indirectamente a demostrar que se tiene una vida feliz

Para muchos jóvenes, el único pretexto del viaje es el hecho de poder subir una foto a sus perfiles sociales para ganar así cierta reputación social. Los viajes son el nuevo objeto de poder que te asegura un cierto caché entre tus contactos más cercanos.

¿Cómo podemos evitar el miedo a no disfrutar?

Algunos expertos recomiendan desconectar los perfiles sociales durante las vacaciones o, bien, limitar su uso. Otra opción es dejar el móvil en el hotel durante el viaje y sólo consultarlo en momentos puntuales en los que no estemos compartiendo experiencias con nadie ni disfrutando del entorno.

Otra estrategia para que tus vacaciones no sean decepcionantes es el planificar con antelación todos los eventos y actividades. Así, si tus planes son realistas, no te sentirás decepcionado por nada porque no lo tenías planificado. El objetivo es ver el lado bueno de las cosas en todo momento.

Vivimos en una época en la que la felicidad se ha convertido en un objetivo y el viaje es la única moneda de cambio para conseguirla. La felicidad no es una meta que superar, es más bien un camino, un estado de ánimo que se consigue todos los días siendo optimista con las cosas más cotidianas.

Ostelea Tourism & Hospitality