¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Blog de turismo

Octubre 11, 2016

¿Por qué los jeques compran clubes de fútbol?

Blog de turismo

Tenemos ejemplos en casi todas las ligas europeas. En la Premier, el magnate ruso Abramovich como máximo accionista del Chelsea; en la liga francesa, Hamad Al Zani es el dueño del renacido PSG y, en la liga española, el último presidente multimillonario es Chen Yansheng, quien esta temporada ha debutado como presidente del Español.

Más allá de convertirse en algo anecdótico, este hecho se está repitiendo con más frecuencia entre los equipos europeos. La pregunta que cabe hacerse aquí es: ¿Por qué los jeques apuestan por el fútbol?¿Es por un cliché futbolístico o responde a un antojo de los poderosos?

Ni la una, ni la otra. El hecho de que los jeques y otros multimillonarios estén apostando por el fútbol es, básicamente, una acción meditada que les asegura rentabilidad. Además, las ciudades de los clubes que son comprados, en cierta medida, también se revalorizan ya que los grandes fichajes y las inversiones urbanísticas consiguen potenciar las urbes.

El caso del Málaga CF

El ejemplo más claro lo tenemos en el Málaga Club de Fútbol. En 2010, el jeque Abdullah ben Nasser Al-Thani adquirió el club andaluz por 36 millones de euros. Además, durante ese verano Al-Thani se gastó cerca de 60 millones de euros para fichar a algunos de los grandes nombres del momento como Van Nistelrooy, Santi Cazorla, Toulalan o Isco.

 

Al thani Malaga

 

En total, el jeque se gastó casi 100 millones de euros en su particular “capricho futbolístico”. Pero su gasto, no fue en balde. Años más tarde de la irrupción del jeque catarí en la liga española, la Junta de Andalucía dió la concesión del Puerto de Marbella a la constructora Nasir Bin Abdullah & Son, según apunta El Economista. Como sospechabas, esta corporación pertenece al presidente del club de fútbol.

Esta obra de ampliación estaba valorada en 84 millones de euros. Además, el gobierno andaluz cedió la explotación del puerto a la empresa catarí para los próximos 100 años. Evidentemente, un negocio redondo para el flamante presidente del Málaga. Si ahora te sientes un poco decepcionado, es normal. Los jeques que entran en el mundo del fútbol no lo hacen por amor a los colores.

Repercusión en el Turismo

Aunque, si se puede sacar una conclusión positiva de todo esto es que, gracias a esta transacción, Málaga empezó a sonar con más fuerza para el resto de Europa. Y es que, el fútbol es, para la mayoría de europeos, más que una religión. Así, los grandes fichajes del Málaga supusieron la mejor campaña de publicidad para la ciudad.

Del 2010 (llegada del jeque al club andaluz) al 2011 las visitas a la ciudad andaluza crecieron considerablemente. Según indica el diario La Opinión de Málaga, el número de turistas que visitaron la ciudad creció un 1,1%. La mayoría de estos turistas venían de países en los que el fútbol es El Deporte: Reino Unido (26,3%) y Alemania (9,2%).