¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Blog de turismo

Octubre 16, 2015

El turismo chino y el turismo de compras

En el transcurso de los últimos años, se ha producido un cambio en el modelo turístico español. Si bien es cierto que el mayor porcentaje de turistas se sigue concentrando en los viajes de “sol y playa”, el turismo de compras ha adquirido un protagonismo cada vez mayor, y el turista asiático es el que más lo practica.

Según la Organización Mundial del Turismo en un estudio de 2013, más de 100 millones de chinos salen de su país cada año y 300.000 eligen España como destino vacacional. El turista chino que viene a España tiene un nivel adquisitivo superior a los europeos que nos visitan. Los chinos gastan unos 1.000 euros de media en cada compra que hacen en nuestro país. De hecho, el 70% del presupuesto total dedicado a las vacaciones de los asiáticos en España, se destina a compras.

El 82% de los chinos consideran el “shopping” objetivo y parte vital del viaje. Pero, ¿qué compra el turista asiático? Los nipones tienen a España como sinónimo de moda y aprovechan sus viajes para adquirir ropa y complementos. Buscan la calidad de los textiles y del calzado español. Además, se decantan por marcas de lujo que son más económicas que en su país y tienen predilección por los bolsos, los zapatos y los relojes.

Desirée Bollier, presidenta de Value Retail –empresa especializada en superficies de outlets de marcas de lujo- argumenta que hay que adaptarse a la necesidad del turista, “no puede ser que llegue un cliente a tu tienda y le digas que vuelva mañana, porque el domingo no abres”. En este sentido, para incentivar el gasto, Andrés Pan de Soraluce, consejero delegado de OHL desarrollos, considera que también hacen falta más hoteles de lujo.

En el turismo de compras, las ciudades preferidas por los chinos son Barcelona, Madrid, Mallorca, Ibiza y Marbella. Los grandes almacenes y los outlets de marcas de lujo son dos de los espacios de compras preferidos por estos visitantes. A diferencia del turismo de sol y playa que cuenta con la estacionalidad, el turismo de compras se distribuye a lo largo de todo el año. Este tipo de turismo genera mayor riqueza y empleo, eleva el gasto medio por viajero y demanda pocos recursos.

En definitiva, el turista chino busca en España el lujo y la distinción en sus adquisiciones, reserva hoteles de categoría superior y no repara en gastos de comida o transporte. Por esta razón, en la Cumbre Mundial de Turismo celebrada en Madrid, se advirtió que España no va a seguir creciendo con sol y playa. España es el tercer país del mundo que más turistas recibe y, por lo que es imprescindible adaptarse a sus necesidades, más allá de la playa. Así pues, España debe prepararse para un nuevo modelo: la revolución del cliente.

Ostelea