¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Blog de turismo

Marzo 04, 2016

Turismo “only for women”

El turismo es un sector que se esfuerza por proporcionar a los viajeros la máxima satisfacción. Una de las características principales de este ramo empresarial es que hay que ser capaz de dar una respuesta a los constantes cambios de hábitos de los turistas.

En este sentido, parece que en el sector turístico hay todavía un nicho de mercado que no se ha explotado: las mujeres. A principios de siglo, las mujeres trabajaban, exclusivamente, en las tareas del hogar y la crianza de sus hijos. Pero, poco a poco, se han ido incorporando al mundo laboral y hoy en día ocupan puestos de mucha responsabilidad.

Este cambio de modelo femenino se ha traducido también en un nueva mentalidad de comportamiento en el consumo. La independencia económica trae consigo mayor empoderamiento y eso, en el ámbito turístico, se nota. De hecho, son muchos los empresarios que incluyeron ofertas específicas para dar respuesta a esta demanda. Así, para motivar el turismo femenino surgen las empresas con iniciativas “only for woman”.

Las propuestas turísticas que se ofrecen al sector femenino suelen ser paquetes que incluyen hoteles con plantas exclusivas para mujeres, rutas para mujeres que viajan solas, con guías femeninas también y transporte conducido por mujeres. También se incluyen locales y restaurantes que solo admiten a mujeres. Es una tendencia que se va imponiendo y está siendo muy bien acogida.

La sexualidad y la sensualidad de las mujeres también han sido temas tabúes hasta hace muy poco tiempo y a esto también se está dando una respuesta turística muy interesante. Hay empresas que ofrecen salud sensual y sexual a mujeres que llevan una vida estresada y que quieren cambiar el rol: en vez de cuidar, que es lo que suelen hacer, quieren que las cuiden.

Y para cubrir estas nuevas necesidades, estas singulares empresas (como Shhglobal.com), normalmente dirigidas por mujeres, ofrecen un cuidado personalizado, con terapias alternativas y con la atención diaria de toda una serie de especialistas de todo tipo (cocineros, terapeutas, psicólogos, nutricionistas…) que se adaptarán para sanar física, espiritual y mentalmente a las viajeras.

En este nuevo público turístico hay un nexo común que va mucho más allá del género. Son mujeres conscientes de su individualidad y lo que buscan con estas estancias alejadas de la tiranía de la cotidianidad no es “desconectar”, sino todo lo contrario, es descubrirse y conectar con ellas mismas.

El sector turista está viendo en esta nueva fuerza femenina que emerge un potencial con mucho valor e intenta dar salida a todo el abanico de posibilidades que puedan satisfacerla.

Ostelea