¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Blog de turismo

Mayo 03, 2017

Viajar reduce un 21% el riesgo de sufrir un ataque al corazón

Blog de turismo

Viajar, si no es por temas de trabajo, acostumbra a ser una forma de desconexión muy recomendable para reducir los niveles de estrés. Es por esto que muchos estudios científicos apuntan a que viajar puede ser una de las mejores recetas para reducir la tensión y el agobio. 

Viajar es la mejor receta antiestrés

El trabajo y los compromisos del hogar conllevan una carga de estrés acumulado para todos. Esto provoca que el tiempo de sueño disminuya cada vez más y, en consecuencia, el cansacio acumulado repercuta en la productividad del día a día.

Según aclara José Manuel Moltó Jordá, vocal de la Sociedad Española de Neurología, “viajar abre el cerebro, lo vuelve más plástico, más creativo, nos da más capacidad de comprender: de alguna forma lo activa porque necesitamos adaptarnos a muchas nuevas sensaciones y esto es favorable para nuestro cerebro”. Viajar es una receta médica perfecta para deshacer los nudos mentales que nos provoca el estrés.

Es de sobras conocido que el estrés es el culpable, en muchos de los casos, de las enfermedades cardíacas. Según un estudio de Psychosomatic Medicine, las personas que viajan regularmente son un 21% menos propensos a sufrir un paro cardíaco.

Desconexión literal

Lo bueno de que no llegue el 3G a tu lugar de destino implica una desconexión total de la rutina. Los dispositivos tecnológicos son una cadena que nos vincula con la rutina del día a día. La mala cobertura es la mejor excusa para desconectar y relajar la mente.

A la vez, viajar es crear nuevos recuerdos y estos son una forma de estimulación del cerebro que ayuda a reforzar las vivencias positivas más esenciales. Si viajas solo tienes que enfrentarte a los nuevos problemas que te plantea tu lugar vacacional, liberas endorfinas que te ayudan a mejorar la autoestima y creas una fuerza interna que hace que sepas que eres capaz de todo, según explica la psicóloga Cristina Silvente. 

viajar estres

Lejos de la rutina

Por eso es importante viajar, para poder dar al cerebro la posibilidad de escapar de la rutina. No nos referimos solamente a la rutina de nuestros actos, sino también de estímulos y pensamientos. Las nuevas experiencias nos ayudan a aumentar la capacidad que tenemos de afrontar nuevas situaciones, sabores, experiencias, etcétera.

Nuestro comportamiento diario se limita por los roles que hemos adquirido en nuestra vida personal y en nuestro trabajo. Es por eso que cuando viajamos damos al cuerpo y a la mente la oportunidad de desvincularnos de estos roles. Viajar cambia el comportamiento de las personas por un período corto de tiempo y les ayuda a sacar el espíritu aventurero. Este espíritu de aventura puede ser liberador para la mayoría y ayuda a replantear la actitud rutinaria, según explicó el científico cognitiva Art Markman a Mundo Traveler.

A la larga, viajar te está ayudando a mejorar tu calidad de vida en el futuro porque hace que el cerebro cree conexiones a las que no está acostumbrado y esto ofrece una gran ventaja: aumenta reserva cognitiva. Asimismo, también impide el deterioro cerebral. Además de esta científica, viajar es, obviamente, uno de los mayores placeres.