¡LLÁMANOS AHORA! +34 93 400 50 24

logo

Actualidad

Todas las noticias

El arquitecto Jordi Goula visita Ostelea para tratar la sostenibilidad turística desde el territorio, la población y la edificación

Martes, Diciembre 19, 2017


La evolución tanto en los consumidores como en los diferentes agentes turísticos conlleva hacia la sostenibilidad del sector. Tras años inmersos en una época de “desarrollismo”, ahora podemos comparar diferentes situaciones y evaluar cuál de ellas favorece más la sostenibilidad del entorno. Para ello, el arquitecto Jordi Goula, socio de Tetra-Soft, visitó el Campus de Barcelona para ofrecer la charla “Edificación Sostenible en el Sector del Turismo”.

 

 

Al inicio del propio Ciclo Directivo, Goula presentaba su extensa carrera profesional desde la evolución que ha experimentado. Sus inicios se encuentran en la época del “milagro económico español” o “desarrollismo”, donde España se abrió al turismo masivo, lo cual proporcionó mucho empleo y un auge de la edificación en territorios como Benidorm. Nace el fenómeno de turismo de sol y playa como una fuente importante de ingresos y crecimiento económico. Con el paso de los años, la tendencia ha girado hacia la sostenibilidad. Es, por tanto, que el invitado reconocía sentirse como “representante del desarrollismo convertido a una posición más sostenible”.

¿Qué aspectos hay que destacar para hablar de sostenibilidad? Jordi Goula declaraba concretamente tres: territorio, población y edificación. Tras esta base inicial, pasaba a desarrollar su conferencia mostrando una serie de ejemplos fotográficos de distintos lugares del mundo, con el objetivo de compararlos y que fuesen los propios alumnos de Ostelea quienes valorasen qué opción era la más sostenible.

Entre estos ejemplos, el caso español se ha visto representado por la ciudad costera de Benidorm. El sector turístico afectó a este territorio, modificándolo a partir de los años 1960-1970. En cuanto al primer elemento – la sostenibilidad en el territorio -, Jordi Goula sostiene que existen dos opciones: “Podemos encontrarnos ante un territorio virgen a explotar o podemos encontrar un territorio ya habitado”.

El turismo es sostenible en el territorio si utilizamos el conocimiento de las personas que ya habitan ese entorno. “Han sido capaces de mantenerlo en activo y sus indicaciones deben servir como principal fuente de información a la hora de implantar un negocio en dicho territorio”, afirmaba Goula.

La comparativa de imágenes llegaba al mostrar Yangshuo: localidad muy turística situada en China. Al respecto, el experto declara que “en la fotografía podemos ver las casas y alojamientos para los turistas, pero también observamos que los campos no han sido dejados de cultivar por su gente”. Por el contrario, en la ciudad española de Benidorm los agricultores pasaron a ser promotores de construcción de hormigón y carreteras. “Sin duda, en Yangshuo encontramos un turismo más sostenible donde los campos siguen siendo cultivados, está prohibido la utilización, entre otros elementos, de motor en el río, y las personas del territorio están más respetadas”.

 

 

Para tratar el tercer elemento, referido a la edificación, Jordi Goula mostraba cuatro ejemplos de hoteles en Papeete, la polinesia francesa, donde respondía a la cuestión de cómo construir. En el primero, encontramos casas individuales en un entorno paradisiaco; un segundo ejemplo de resort tradicional; un bloque de edificios; y la definición del “abuso” en el cuarto ejemplo.

Con estos casos, Goula expresa cómo los extremos no son sostenibles: ni las edificaciones individuales ni las excesivas. “Edificios compactos significan mayor sostenibilidad”, teniendo en cuenta la cantidad de volumen y la cantidad de fachada de los edificios.

La sostenibilidad no es una opción; forma parte de una elección que nos dejará llevar por la lógica”, sentenciaba el invitado de Ostelea. Apuntaba que todas las partes del mundo ya han sido visitadas por el ser humano, destacando la importancia de cuidar el territorio y las personas que ya habitan en él. Solo siendo conscientes de la relevancia que está teniendo la sostenibilidad en diversos sectores, incluido el turismo, podremos evitar “barbaridades de edificios que, directamente, compiten con la naturaleza”.

 

Ostelea