¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Todas las noticias

Claudio Milano presenta su investigación acerca de la ‘turismofobia’ en la Universitat de Barcelona

Martes, Marzo 14, 2017


 

Turismofobia: un nuevo asunto en la agenda de los movimientos sociales” fue la conferencia presentada por Claudio Milano, Doctor en Antropología Social y Cultural y director del Máster en Destinos Turísticos Sostenibles y Planificación Turística Territorial del Campus de Barcelona, durante las jornadas “Turismo, Género y Nación: una perspectiva postcolonial desde la identidad local”, organizadas por la Universitat de Barcelona.

Las jornadas de investigación y debate se celebraron durante los días 23 y 24 de febrero y en ellas participaron distintos doctores expertos en el sector como Donna Chambers Doctora en Turismo, Pau Obrador, Doctor en Geografía Humana, Mary Nash, Doctora en historia, Antoni Vives, Doctor en Historia, y Saida Palou, Doctora en Antropología Social y Cultural.

El fenómeno de la turismofobia en ciudades como Barcelona, Venecia o Berlín

“Tourist go home” o “tourism kills the city” son varios de los ejemplos de pintadas sobre paredes de Barcelona, además de multitudinarias manifestaciones por las principales avenidas. “Está emergiendo una nueva tendencia, la ‘turismofobia’ en ciudades como Barcelona”, explicaba en su ponencia Claudio Milano, director de Máster en Ostelea. Este concepto sirve para explicar el rechazo al turismo de ciertos sectores de las sociedades masificadas. No solo se trata de un problema propio de Barcelona, sino que otras ciudades como Venecia, Berlín o destinos turísticos asiáticos también lo sufren.

En la investigación presentada durante las jornadas, Claudio Milano analiza los movimientos sociales y su “reciprocidad” hacia la masificación turística, enumerando tres relaciones principales. Por un lado, ejemplificado los casos donde los movimientos sociales se vuelven de interés turístico. Por otro lado, cuando los movimientos sociales “fomentan la movilidad turística” y, finalmente, cuando el turismo “entre en la agenda política” de los movimientos sociales. Claudio Milano expresó su rechazo hacia este fenómeno, puesto que algunos de los discursos utilizados en estas manifestaciones y reivindicaciones se llegan a parecer, incluso, a la propaganda xenófoba de partidos de extrema derecha contra la inmigración.

El inicio del turismo en Barcelona y la importancia de la identidad local

En las mismas jornadas también participó Saida Palou, quien presentó su investigación acerca del inicio del turismo en Barcelona, desde las clases acomodadas “como cuestión simbólica y cultural”. La ciudad fue víctima de una reestructuración para dar imagen de una Barcelona “elegante, moderna y urbana” cuando la realidad retrataba un momento de pobreza, lucha y tensión. “La llegada de turistas no es fruto del azar, es un proceso planeado y planificado por personalidades políticas, culturales y comerciales”.

Por su parte, Pablo Obrador y Antoni Vives pusieron en entredicho la creencia de una pérdida de identidad local como consecuencia del turismo, destacando el espíritu transgresor de la fiesta. “El turismo no elimina la cultura local, sino que jerarquiza la moderna frente a la primitiva”, afirmaba Obrador poniendo como ejemplo el caso de las fiestas de Mallorca. 

Ostelea