¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Todas las noticias

Claudio Milano, profesor de Ostelea, inauguró con una ponencia el curso “El turismo contra los barrios”, organizado por el Observatorio Antropológico del Conflicto Urbano

Lunes, Diciembre 12, 2016


 

Dividido en seis sesiones de días diferentes, el Observatorio Antropológico del Conflicto Urbano (OACU) celebró en el Centre Civic Barceloneta el curso presencial “El turismo contra los barrios. Cambios productivos y nuevas formas de exclusión”, dirigido a todas aquellas personas interesadas en la temática expuesta.

La ciudad condal se ha convertido en un referente turístico mundial, acompañada de dinámicas especulativas en torno al suelo. Desde hace décadas los empresarios locales detectaron la oportunidad de negocio, cayendo en procesos especulativos y entendiendo el turismo como actividad productiva, generadora de rentas y con carácter ideológico. El curso ha tenido como objetivo analizar en profundidad el papel del turismo en ciudades como Barcelona, estudiando las iniciativas empresariales y políticas que lo han impulsado.

El curso, el cual finalizó el pasado miércoles 23 de noviembre, fue inaugurado con la sesión “Ayer y hoy del fenómeno turístico. De las masas al turismo a la carta”, ofrecida por el profesor y co-director del Máster de Destinos Turísticos Sostenibles y Planificación Turística Territorial de Ostelea, Claudio Milano. “La sesión trataba de una de las últimas tendencias turísticas que se está dando en Barcelona, así como en otras ciudades de Asia, Latinoamérica y Europa: la turismofobia”, señala el profesor.

El fenómeno del rechazo por parte de los locales hacia los turistas, conocido como turismofobia, alcanza su máximo apogeo cuando movimientos sociales se apropian del turismo en su agenda política y reivindicación. “Surge un problema, un conflicto, contra el turismo como el que se está dando en Barcelona”, sostiene Claudio Milano haciendo referencia a las manifestaciones organizadas en la ciudad condal durante el pasado febrero.

A partir de estas reivindicaciones han comenzado a surgir asociaciones y movimientos como la Assemblea de Barris per un Turisme Sostenible (ABTS) de Barcelona. “Es una clara imagen de cómo los movimientos sociales, además de salir en protesta por algunas prácticas turísticas conflictivas como la explotación de la vivienda, toman el turismo como su eje principal de reivindicación”, declara el profesor de Ostelea. “En la sesión del curso se abordó esta tendencia como fenómeno social al que tendrá que hacer frente la industria turística”.

Lograr la armonía entre turistas y locales de las ciudades como Barcelona también es un reto para las instituciones y organismos públicos a la hora de tomar medidas. “La regulación es fundamental en este aspecto, tanto de licencias, destinos turísticos y hoteles”, sostiene Claudio Milano, a la vez que señala la importancia de “olvidarse ciertas estrategias, como la desestacionalización o la deslocalización, desarrolladas en el distrito de Gracia o en el Poble Nou, y que no han dado los resultados esperados”. 

Ostelea