¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Todas las noticias

Conoce a Boris López, antiguo alumno de Ostelea que ahora se incorpora al Ministerio de Turismo de Ecuador

Lunes, Septiembre 26, 2016


 

Reactivar el turístico en una de las partes más afectadas por el terremoto que devastó Ecuador fue una de las metas que se propuso Boris López, antiguo alumno del Máster en Gestión de Turismo Internacional de Ostelea. Sabiendo de la importancia que este sector tiene para su país, Boris decidió trasladarse a Barcelona, una de las principales ciudades turísticas a nivel mundial, para formarse académicamente. “Viajar por Europa me hizo comprender el significado del Máster en Gestión de Turismo Internacional”, nos cuenta. Aunque a largo plazo le gustaría montar su propia empresa, Boris ahora trabaja para el Ministerio de Turismo de Ecuador. En la siguiente entrevista nos cuenta su experiencia.

 

Cuéntanos dónde estás trabajando y cuáles son tus tareas principales.

Me encuentro trabajando para el Ministerio de Turismo de Ecuador y mis tareas son:

·         Coordinar la gestión técnica relacionado con la gestión del destino priorizado Puerto López

·         Proponer reformas, innovaciones y mejoras para los procesos y productos planificados para implementarse en el destino turístico protegido Puerto López

·         Sumiller y gestionar documentos técnicos (oficios, memorandos, informes, reportes de avance, actas, cronogramas, etc.) relacionados a la intervención institucional en el destino priorizado Puerto López

·         Proponer estrategias de ejecución para el plan de ejecución anual prevista en el destino priorizado Puerto López

·         Elaborar documentos técnicos habilitantes para la ejecución institucional planificada en el destino

·         Generar y analizar información para la toma de decisiones en el ámbito de su competencia

·         Y otras actividades que sean asignadas

 

¿Cómo conseguiste ese puesto en el Ministerio?

Tras llegar de Barcelona y finalizar el Máster, me propuse poner en práctica todos los conocimientos adquiridos en Europa sobre turismo, a favor de mi provincia “Manabí” de donde soy originario, ya que esta sufrió un terremoto devastador y uno de los sectores más afectados fue precisamente el turismo. A la semana de llegar, presenté mi CV en el Ministerio de Turismo donde tuve una respuesta favorable e inmediata de trabajo. Entonces comprendí la gran importancia de haberme preparado profesionalmente en Ostelea en Barcelona.

 

¿Qué supone para ti trabajar ahí?

Es muy importante ya que estoy ejerciendo mi profesión. Además me gusta llegar a puestos laborales donde las exigencias son realmente altas, no te limitan a crecer y te comprometen a hacer las cosas bien, ya que se aprende demasiado en cuestión de segundos. Siempre he seguido el ejemplo de mis padres, en especial mi madre. Ella es una mujer luchadora que me lo ha dado todo a pesar de su discapacidad. Es mi inspiración, gracias a ella soy lo que soy.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y largo plazo?

Mi objetivo a corto plazo es aprender mucho en este nuevo reto de mi vida, en un Ecuador actual de cambio, transformación y superación. Transmitir todos los conocimientos adquiridos a las personas que me rodean es primordial para mí, ya que ha sido un año increíble con respecto a la preparación profesional. Estar en Barcelona ha sumado mucho a mi experiencia ya que es una de las ciudades  más importantes del mundo para aprender y conocer lo que realmente es la Hotelería y el Turismo mundial. Además, viajar por Europa me hizo comprender el significado del Máster en Gestión de Turismo Internacional. Y, mis objetivos a largo plazo son crear mi propia empresa turística hotelera con mi familia, generando valor agregado y me gustaría volver a Barcelona para realizar allí el doctorado.

 

Háblanos del turismo en Ecuador, ¿cuáles son los destinos más turísticos del país?

Ecuador se está posicionando internacionalmente como destino turístico, siendo uno de los principales rubros que genera ingresos de divisas al país. Su flujo turístico se está reactivando paulatinamente y volviendo a la normalidad en todo Ecuador tras el terremoto acaecido en el mes de abril, especialmente la zona Insular de Galápagos, las playas de las Provincias costeras de Manabí, el Oro, Esmeraldas y todos aquellos sitios que como Puerto López, área turística protegida creada por el Gobierno mediante decreto ejecutivo y donde muy pronto se estará inaugurando obras públicas emblemáticas, que redundarán en beneficio de la economía de sus habitantes y el turismo del puerto.

 

Tras vivir una temporada en España realizando el Máster, ¿qué diferencias pudiste observar entre el turismo en España y el turismo en Ecuador?

Sin lugar a duda España es un país impresionante con respecto al turismo, ejemplo claro es Barcelona que recibe una gran afluencia de turistas nacionales y extranjeros en la mayor parte del año por estar posicionados internacionalmente. Por su parte, Ecuador, gracias a su ambiciosa campaña publicitaria ALL YOU NEED IS ECUADOR, poco a poco se está posicionando como destino turístico a nivel mundial.

 

En tu opinión, ¿a qué retos se enfrenta el turismo Ecuatoriano?

El reto actual es reactivar el turismo tras del terremoto y dar seguridad.

 

En Ostelea estudiaste el Máster en Gestión de Turismo Internacional, ¿qué te llevó a optar por este programa?

Actualmente en Ecuador, el sector público y el privado tienen muy en cuenta la preparación académica científica, como el Máster y el Doctorado para facilitar un trabajo. Tenemos profesionales capacitados que cada día aumentan gracias a las becas y créditos educativos que el gobierno da especialmente a las personas de escasos recursos económicos pero con talento.

 

¿Qué destacarías del año de formación? ¿En qué ha contribuido en tu desarrollo profesional?

Me ha permitido realizarme como profesional dándome confianza y seguridad en lo que hago.

 

Además de esa formación académica, ¿cómo fue tu experiencia en el Máster y en Barcelona?

En cuanto a los profesores estuvieron atentos para resolver inquietudes e interrogantes que emanaban de sus cátedras. Respecto a mis compañeros, algunos provenían de otras nacionalidades, por lo que aportaron con sus conocimientos y costumbres, hermanándonos sin importar origen, raza y religión. Todo esto contribuyó a tener una experiencia inolvidable.

 

¿Recomendarías vivir esta experiencia internacional, de especializarte fuera de tu país?

Sí, todo cambio en la vida es bueno, más aún si es para estudiar en países desarrollados en ciencia, tecnología y turismo. Lo único que hay que hacer es trazarse una meta y plantearse objetivos para alcanzar nuestros sueños.

 

Y finalmente, ¿qué fue lo que más te gustó de Ostelea y el Máster?

Lo que más me gusto fue el intercambio cultural, destacándose los idiomas, las tradiciones, las costumbres y, lo más importante, la calidad humana, combinado con el alto nivel profesional de los profesores que fueron la parte fundamental, personas con gran experiencia y que están vinculados a todo lo que pasa en el turismo actual y mundial. 

Ostelea