¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Todas las noticias

“Cuánto más preparada esté una azafata, más opciones tiene para trabajar en distintos tipos de eventos”, Cary Camacho, directora de Cary Camacho Azafatas e Intérpretes

Lunes, Marzo 27, 2017


 

El papel de la azafata en un evento cubre un trabajo fundamental, siendo una pieza más del puzzle necesario en su organización. Sobre su figura habló, en las jornadas de El Arte de Organizar, Cary Camacho, directora de Cary Camacho Azafatas e Intérpretes, quien lleva muchos años en este sector, desde que a los 22 años fundó su empresa de azafatas.

A la hora de hablar sobre la importancia y el papel de las azafatas en un evento, Cary lo tiene muy claro. “Es fundamental. Y más importante de lo que mucha gente considera. Normalmente, cuando hay una mala organización, suelen echarle la culpa a la azafata, cuando se trata realmente de una mala gestión del evento. La azafata sabe que el éxito de su trabajo es el de la empresa que la contrata”.

Una azafata debe tener una buena imagen, un requisito indispensable cuando se trata de elegir a una buena azafata. Pero no lo es todo. Cary explica que deben tener una imagen aceptable, aunque no hace falta que sea espectacular, “pero sí una imagen agradable, adecuada, bien peinada, maquillada, con ganas de agradar, tanto en su físico como en el trato. Y, claro está, debe ser puntual, tener educación, respeto, buena memoria, autocontrol, seriedad, diplomacia, sentido común…”. Con el tiempo, el trabajo de las azafatas ha cambiado. Ahora están más preparadas: “en idiomas y diversos estudios. La verdad es que cuanto más cualidades tengan (más idiomas hablen), más opciones para trabajar, ya que pueden estar, tanto en eventos internacionales como en otros más enfocados a protocolo, porque podrán tratar y estar al lado de los VIPS. Hay diferentes rangos en función de sus cualidades y aptitudes”, reconoce Cary.

Y este cambio también está relacionado con la calidad de su trabajo, puesto que Cary explica que se trata de una profesión con futuro que, si se demuestra su profesionalidad, “puede ganarse muy bien la vida, compaginando trabajo con ocio libre de manera muy flexible”. Aunque sería perfecto que las azafatas asistieran a las reuniones previas al evento, no siempre es así. “Muchas veces es imposible y para ello están las coordinadoras que asisten a tales reuniones y luego lo transmiten al equipo de azafatas que conducen”.

En su ponencia, Cary ha explicado cómo empezó a trabajar a los 22 años, cuando creó una empresa de azafatas, un nicho de mercado necesario en Sevilla, donde la fundó. Además ha dado algunos inputs del porqué los organizadores de eventos deben contratar a azafatas y qué esperar de ellas. Para la responsable de Cary Camacho Azafatas e Intérpretes, las jornadas El Arte de Organizar han sido maravillosas, pues ha detectado gran profesionalidad desde primer momento. “Desde la alumna que puso en contacto conmigo hasta el trato general en las jornadas. He quedado impresionada”. 

Ostelea