¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Todas las noticias

Dra. Elsa Soro, PDI y profesora de Ostelea, participa en el evento “Tourism Spaces and the Collaborative Economy”

Lunes, Noviembre 20, 2017


El seminario, organizado durante el pasado 23 de octubre por el grupo de investigación NOUTUR, se centró en analizar las diferentes transformaciones e impactos generados por la economía colaborativa en los espacios turísticos, y sus efectos sobre el desarrollo, la competitividad y la sostenibilidad de destinos turísticos. Dra. Elsa Soro, PDI y profesora de Ostelea, desarrolló una ponencia en el mismo evento, además de participar en el foro de debate creado junto con otros académicos.

La economía colaborativa ha dado lugar a transformaciones, especialmente con relación al ámbito turístico donde ofrece alternativas a los modelos tradicionales de producción y consumo. No obstante, su presencia también da lugar a tensiones y procesos disruptivos, lo que causa graves impactos. Durante la ponencia principal del evento y su posterior debate entre académicos y expertos, el evento ha sido escenario de un intenso debate donde se ha tratado el desafío social y económico global que enfrentan los espacios turísticos tras el auge de la economía colaborativa.

 

 

Junto con Dra. Elsa Soro, el debate final ha estado formado por una mesa redonda en la que han participado Roger Callejà, Director de Innovación y E-commerce, Gremi d’Hotels de Barcelona; Ramon Ribera Fumaz, Director del Laboratorio de Transformación Urbana y Cambio Global de UOC; y Albert Arias Sans, Director del Plan Estratégico de Turismo de Barcelona 2020 del Ayuntamiento de Barcelona. 

La ponencia principal corrió a cargo de la profesora Szilvia Gyimothy, de la Universidad de Aalborg (Dinamarca). En su investigación, titulada “The Collaborative Economy: Contours of an emerging post-industrial tourism system or capitalism on streorids?”, explora el potencial de creación de valor de las plataformas y movimientos de colaboración disruptivos, y el potencial de la economía colaborativa para los destinos urbanos y costeros.

En el análisis la profesora apuntaba cómo, al inicio, los destinos urbanos deseaban abrazar los nuevos modelos de negocio que surgían. Entre otros ejemplos, Ámsterdam se proclamó a sí misma como la “ciudad que más comparte del mundo”. Sin embargo, tras estos últimos años, han surgido diferentes efectos económicos, sociales y culturales negativos, lo que nos ha mostrado una situación de manifestaciones, prohibiciones y restricciones.

Para profundizar más en el tema de actualidad tratado durante el evento, entrevistamos a la PDI y profesora de Ostelea:

 

De forma positiva, ¿cuál es el impacto que ha traído al sector turístico el desarrollo de los modelos de economía colaborativa?

La economía colaborativa responde a las nuevas necesidades del turismo contemporáneo y reta a todo el conjunto de agentes turísticos convencionales, como el sector hotelero, el trasporte, las agencias de viajes a introducir factores de innovación en los productos y las propuestas ofrecidas hacia una mayor diversificación y personalización de la oferta.

 

En la otra cara de la moneda, ¿cuál es el impacto negativo?

Se presenta ante todo un problema semántico. El término “colaborativo” hace referencia a la puesta en común de bienes infrautilizados más allá de los canales convencionales de intermediación. Sin embargo, por lo menos en el discurso generalista, con economía colaborativa identificamos modelos de negocio muy diferentes, incluyendo actividades puramente lucrativas y compañías comerciales. Esta ambigüedad discursiva se refleja en las “zonas grises” fiscales y laborales y por la falta de distinción clara entre “peers” y profesionales.

 

¿Cómo afecta al mercado urbanístico este modelo de viviendas de uso turístico?

La proliferación de plataformas de contracto entre particulares ha desequilibrado el mercado urbanístico, contribuyendo a la reducción de la oferta de vivienda para uso residencial y la consecuente pérdida de población local debida también al aumento del precio por metro cuadro.

 

¿Qué retos presenta la regulación de estos modelos? ¿Considera mejor establecer una regulación común al respecto en toda España o es mejor que cada ciudad y comunidad lo gestione a su manera?

En tema de alojamiento turístico, una regulación jurídica permitiría equilibrar la convivencia entre vecinos y turistas. En términos más generales, sería conveniente establecer iguales condiciones no sólo a nivel estatal sino también a nivel europeo. En este sentido el documento "A European agenda for the collaborative economy ” (Agenda europea para la economía colaborativa), presentado en 2016, mira a unificar la normativa con respecto a todas las plataformas de economía colaborativa de la UE, invitando a los estados miembros a revisar su legislación interna.

 

¿Desde qué perspectiva investiga la relación entre Economía Colaborativa y turismo?

En el seminario presenté un caso estudio que me parece muy relevante a la hora de examinar el efecto disruptivo de las plataformas de hospitality en el ámbito de la gestión de riesgo y de la emergencia. El caso de Airbnb Disaster Response, un servicio de Airbnb que permite reservar alojamiento de emergencia durante un desastre por $0 y otros tools que la compañía está implementando, muestran la penetración del discurso y de la práctica colaborativa en el ámbito humanitario. Resultará interesante medir los impactos de tal hibridación.

Ostelea