¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Todas las noticias

Emprendimiento y eventos, protagonistas de la jornada el Arte de Organizar de los alumnos de MICE de Ostelea

Jueves, Octubre 20, 2016


 

Ostelea ha acogido el 17 de octubre una nueva jornada del Arte de Organizar, coordinada y capitaneada por los alumnos del Máster en Organización de Eventos, Protocolo y Turismo de Negocios (MICE). Este evento es toda una experiencia para los estudiantes al poder organizar un acto en el que invitar a expertos que trabajan en activo en diversos proyectos.

Andrea Stambuk, alumna de MICE y una de las responsables en organizar esta jornada, explica que “esta práctica nos permite cometer pequeños errores, que, una vez, hagamos carrera en las empresas, podremos perfeccionar para subsanarlos posteriormente”. Andrea ha reconocido que los profesionales que se convocan son muy importantes, “su experiencia nos enriquece”. La alumna quiere montar su propia empresa de organización de eventos en la que fusionar gastronomía y comunicación como hecho diferencial.

 

 

La jornada ha comenzado con la ponencia de Toni Tió, creador y director de CiviClub, que ha explicado en qué consiste este proyecto y ha dado consejos a los alumnos sobre cómo emprender. CiviClub es un club que recompensa las buenas acciones ciudadanas
Cuando un socio recicla, dona sangre, practica deporte o compra y consume responsablemente gana CIVIS, la moneda social que se canjea por regalos solidarios que ayudan a las entidades sociales que colaboran en la plataforma, por regalos, servicios, etc. Actualmente cuenta con 84.000 socios registrados.

En su conferencia, Toni ha hecho hincapié en que todos podemos ser más responsables, tanto en el seno de una empresa como fuera de ella. Toni ha lanzado algunos consejos a los alumnos sobre el emprendimiento: “Parecerá poco académico, pero siempre digo que es mejor no escuchar, perder el miedo al fracaso y a hacer el ridículo, porque no hace falta ser especial ni un X-men para emprender; debemos ser valientes”, explica. Para él, cuánta más experiencia acumulas en la vida y en diferentes sectores laborales, más aprendes para llegar a encajar las piezas de un puzzle que ayudan a montar un proyecto propio.

 

Un caso parecido al de Gloria Vallès, directora y creadora de la agencia y startup Winestyle Travel, que ofrece viajes a medida, eventos, experiencias culinarias y escapadas gastronómicas para descubrir cada región a través de los vinos, agricultura y gastronomía local. “Nació como empresa que quiere desmasificar los grandes destinos donde el turismo de masas es fuerte y generamos dinamización en entornos más rurales. De esta manera, ayudamos a pequeñas empresas a poder desarrollar sus negocios”. Gloria ha explicado en su ponencia qué es el turismo gastronómico y su evolución: “En un evento, la gastronomía es clave. Es una experiencia, muchas veces es el centro del acontecimiento. Actualmente es un nicho y tendencia que va a crecer, y en España es imparable, siendo ahora el cuarto destino mundial en gastronomía”. En Winestyle Travel se especializan en pequeños eventos, con el cuidado al detalle por encima de todo.

Para emprender, Gloria recomienda que es vital tener una buena base y formación, “pero luego cada uno debe seguir su instinto. El mercado está lleno de gente una igual a la otra, y el que destaca es el que tiene pasión y disfruta de lo que hace. Debemos confiar en el talento de uno mismo”, apunta.

 

 

Roberto Holz es actualmente hospitality consultant tras una experiencia de 20 años en el sector de la hostelería, en hoteles como Arts o Claris, en posiciones relacionadas con el Food & Beverage. Roberto ha explicado su experiencia, desde los 17 años entre fogones hasta la actualidad, donde además de consultor, ha creado, junto a otros socios, Fogons Urbans, un foodtruck de alta cocina. Para Roberto, el F&B es muchas veces el alma del hotel (si ha gustado el producto, qué experiencia gastronómica hemos ofrecido al cliente…). En este departamento es muy importante tener en cuenta: “El equipo, la misión, las tres fases del evento (pre, evento y post, para analizar qué mejorar); el perfil del cliente y sus necesidades, el lugar dónde se realiza, y los gastos y costes”, remarca.

Mientras que en su ponencia también ha apuntado las 3 P’s: “La pasión, como el valor añadido que ofreces; el producto y su calidad; y el profit, que puede englobar las reclamaciones o la eficiencia”. Para Roberto, el rol del directivo en todo evento debe ser motor de cambio, mantener siempre la comunicación con todo el equipo, mostrar sensibilidad hacia los mensajes que envía la organización, escuchar y atender los procesos emocionales, entre otros factores. 

 

Ostelea