¡LLÁMANOS AHORA! +34 93 400 50 24

logo

Actualidad

Todas las noticias

ES BARCELONA, ES MÚSICA, ES TURISMO.

Jueves, Junio 14, 2018


  • En 2017, la contribución del Sónar al PIB catalán fue de 73,05 millones de euros.
  • Barcelona Global busca ingresar seis millones al año para la programación musical con estrategias de tasación turística.
  • La Escuela de Turismo Ostelea prepara profesionales en gestión de eventos culturales, al nivel de los principales acontecimientos de la ciudad.

Miércoles 14 de junio de 2018, Ostelea School of Tourism & Hospitality

Aprovechando la marca Barcelona, el propósito de la asociación Barcelona Global es promover la capital catalana como referente internacional en la música a través de la promoción de excelentes activos como el Palau de la Música, el Parc del Fòrum, el Auditori, el Gran Teatre del Liceu, así como la infraestructura que ofrece la avenida del Paral·lel y el distrito cultural de L’Hospitalet. La idea es apoyada por el consorcio Turismo de Barcelona, que también ha vuelto la mirada a la oferta musical a la hora de promover la ciudad ante un turismo con inclinaciones culturales. Para Barcelona Global es importante buscar más ingresos destinados a la promoción de la música, con la aplicación, por ejemplo de una tasa del 0,25% a las pernoctaciones en la ciudad, autocares o servicios como el Bus Turístic, con lo que se podrían obtener seis millones al año.

Un estudio realizado en el año 2016 por el Sónar arroja que el festival tiene una gran relevancia en la economía local. En su edición XXIV, su contribución al PIB catalán fue de 73,05 millones de euros, cifra que alcanza los 124 millones si se suma toda la actividad que, de manera indirecta produce el festival. Además, para ese mismo año, generó 1.150 puestos de trabajo. Los asistentes, con un perfil que corresponde al de un nivel socioeconómico medio-alto, suelen pasar entre 5 y 6 días en la ciudad, lo que supone una ocupación hotelera del 85%, según el Gremio de Hoteleros de Barcelona, y casi el 100% de los apartamentos turísticos de la capital catalana, de acuerdo a los datos recogidos por la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona en el 2013.

Barcelona no puede ser sólo una ciudad de sol y buena gastronomía. La oferta cultural, después de la arquitectura, tiene muy buena valoración entre los turistas que visitan la ciudad. Lo demuestra también el Primavera Sound que, en el 2016, acogió a un total de 185.000 visitantes, logrando una cifra de negocio de 13 millones, según el Registro Mercantil de ese año, edición que también resalta la generación de 2.000 empleos. Por su parte Barcelona Obertura, entidad que acoge a los principales espacios escénicos de la ciudad, pretende que los melómanos y aficionado a la música clásica y a la ópera vengan a Barcelona atraídos por una sugestiva programación. Así ha ocurrido en la última temporada con la orquesta Simón Bolívar, dirigida por Gustavo Dudamel, el programa de Mahler y Xostakóvitx, en el Auditori bajo la batuta de Kazushi Ono y la OBC, así como la ópera Elektra de Richard Strauss con Josep Pons en el Liceu.

Tomando en cuenta la gran oportunidad que ofrece el panorama musical en la industria del turismo, la Escuela Universitaria de Turismo Ostelea forma profesionales y directivos capaces de dirigir distintos tipos de eventos a través del Máster Universitario en Organización de Eventos, Protocolo y Turismo de Negocio (MICE), centrado en el segmento del turismo de negocios de calidad. Porque son el Sónar, el Primavera Sound, el Barcelona Obertura, el Mil·leni, el Festival Internacional de Jazz, el Beach Festival, el Festival Jardins de Pedralbes, El Grec y el Festival Cruïlla, por citar algunos de los eventos de mayor audiencia, los que ha puesto a la ciudad condal en la palestra de las ciudades con mayor oferta musical en el mundo.

Ostelea Tourism & Hospitality