¡LLÁMANOS AHORA! +34 93 400 50 24

logo

Actualidad

Todas las noticias

Fabián Reino, área F&B de Ritz-Carlton Abama: “Tras mi paso por Ostelea, me siento muy preparado para seguir escalando en el sector hostelería y turismo”

Miércoles, Enero 3, 2018


De Ecuador a Tenerife, pasando por el Campus de Madrid de Ostelea. Este es el recorrido que ha llevado a Fabián Reino, guiado por su pasión por la gastronomía y el sector turístico, para trabajar en Ritz-Carlton Abama, el resort de lujo de la compañía en la isla “de la Eterna Primavera”. En este hotel cinco estrellas, el antiguo alumno de Ostelea se ha incorporado al departamento de F&B en el área de restauración.

Durante esta experiencia que está viviendo, nos cuenta en la siguiente entrevista el alto nivel de exigencia profesional al que se enfrenta. Además de los estándares de la cadena, Fabián ha tenido la oportunidad de trabajar con Martín Berasategui y Ricardo Sanz, ambos chefs que cuentan con una estrella Michelin. “Se unieron la responsabilidad, el amor y la pasión por la gastronomía”, nos cuenta Fabián sobre uno de los mejores momentos que le ha brindado el mundo de la hostelería.

Para llegar hasta Tenerife, Fabián pasó por las aulas de Ostelea, realizando el Máster en Dirección Hotelera y de Restauración. Precisamente, fue a través de una de las actividades organizadas en las aulas cuando surgió la oportunidad de incorporarse a Ritz-Carlton Abama. Por ello, el antiguo alumno se muestra agradecido con el servicio de Carreras Profesionales, además de destacar el networking trabajado, los compañeros de clase que se lleva y, especialmente, el claustro docente: “La pasión por el turismo de los profesores que forman a los futuros profesionales”.

 

 

¿Cómo surge la posibilidad de incorporarte a Ritz-Carlton Abama?

La posibilidad de llegar hasta Ritz-Carlton Abama, el hotel cinco estrellas gran lujo, nace en las aulas de Ostelea. Asistí a una de las actividades organizadas por el servicio de Carreras Profesionales, un Company Meeting con la empresa. Al finalizar la charla y conocer la oferta gastronómica con la que cuenta el hotel, decidí realizar una entrevista profesional para formar parte del área de F&B. ¡Al ser un amante de la gastronomía era donde quería desarrollar todo mi potencial y aplicar los conocimientos brindados por Ostelea!

 

¿Qué puesto ocupas y cuáles son tus tareas diarias?

En la actualidad estoy en el departamento de F&B en al área de restauración. Pertenezco al staff de chefs responsables de dos de los restaurantes con los que cuenta el hotel. Estos son 20/20 STEAKHOUSE, especializados en 20 exquisitos tipos de carne y 20 variedades de vino, y VERONA, restaurante especializado en la alta cocina italiana.

En total, Ritz-Carlton Abama cuenta con 13 restaurantes, incluidos dos con Estrellas Michelin. Esto supone una oportunidad única de adquirir una infinidad de experiencias a nivel profesional.

Al incorporarme al staff del hotel inicié mi trabajo en el restaurante Beach Club, dirigido por un gran chef italiano, Antonio Carmmilleri. Él me abrió las puertas para participar en eventos organizados por la empresa, donde he tenido la oportunidad y el lujo de trabajar con grandes profesionales en otros restaurantes que están dentro del hotel como El Mirador o Los Chozos. Además, también pude colaborar con el área de banquetes en importantes eventos, incluido la gala de entrega de estrellas de la Guía Michelin.  

 

Volviendo la vista atrás, cuando conociste la empresa, ¿por qué te interesó el puesto vacante y por qué consideraste que tu perfil era el ideal para ocupar este puesto?

El interés surgió tras conocer la gran cantidad de oferta gastronómica que tiene Ritz-Carlton Abama. Al contar con experiencia en el área de la restauración, y también por los nuevos conocimientos adquiridos en el Máster, estaba seguro de que mi perfil encajaba con las exigencias y estándares que busca la empresa.  

 

¿Cómo fue el proceso de selección?

Como decía, realicé la entrevista profesional en las instalaciones del Campus de Madrid de Ostelea. Pasados unos días, directamente recibí la llamada por parte de recursos humanos para unirme al staff del hotel.

 

Cuando te comunicaron que eras el seleccionado, ¿qué sentiste?

Ritz-Carlton es una grandísima compañía, con un gran prestigio dentro del área hotelera. Mi reacción, por este motivo, fue eufórica y con sentimientos encontrados. Por una parte, era consciente de la gran oportunidad que se me abría para adquirir una nueva experiencia laboral. Pero, por otra parte, tenía una gran responsabilidad de cumplir los estándares de calidad de la compañía. Tal y como dice su lema: “Damas y Caballeros al servicio de Damas y Caballeros”. Detrás de esto, hay una serie de estándares y una mística corporativa que hay que cumplir.

 

Comenzaste a trabajar durante el mes de julio del año 2017, ¿verdad? ¿Cómo fue la adaptación, no solo a la empresa, sino también a Tenerife?

Exacto, inicié durante el mes de julio. En verdad, los primeros días fueron duros y exhaustos, ya que compaginé actividades de formación, de información para regularizar la documentación en el hotel y en la isla, y días de trabajo (muy extensos en julio por la alta ocupación del hotel).

Por otra parte, la adaptación a la empresa, en lo personal, fue muy rápida al contar con grandes profesionales en el área quienes facilitan la adaptabilidad al trabajo.

Tenerife es una isla encantadora, con gente muy amable. Existe una gran cantidad de población latina, por lo que me sentía como en casa. Además, esta mezcla de culturas provoca, de una manera positiva, que el turista desee visitar Tenerife, no solo por sus magníficos paisajes, vistas y playas, sino también por la calidad de sus habitantes.

 

Ahora desde dentro, ¿qué destacarías de Ritz-Carlton Abama?

Los aspectos por destacar del hotel son varios, pero, desde mi punto personal, algunos de los más importantes son:

  • La filosofía y los estándares de calidad. Cada dama y caballero de la empresa trabaja día a día por conservarlos.
  • La gestión del talento que existe dentro del hotel es magnífica. Cuentas con oportunidades de crecimiento laboral de forma constante. No importa el departamento al que pertenezcas; siempre podrás acceder a una posición más alta.

 

Como comentabas anteriormente, Ritz-Carlton Abama cuenta con dos restaurantes con estrella Michelin. No sé si has tenido – o tienes – la oportunidad de trabajar con Martín Berasategui o con Ricardo Sanz. ¿Cómo es la experiencia de trabajar bajo un nivel de existencia tan alto? 

He tenido la oportunidad de trabajar en estos restaurantes, aunque de forma esporádica. Pero, sin duda, trabajar para estos dos grandes profesionales y “monstruos” de la gastronomía siempre conlleva un nivel de exigencia muy alto.

Cuando pude colaborar al 100% con el equipo de estos dos restaurantes fue durante la Gala Michelin que tuvo lugar en el hotel. ¡Fue una experiencia única! La forma de trabajar es muy meticulosa, cuidando los detalles y con grandes jornadas laborales. Fue un reto trabajar en la organización y participación de los eventos para algunos de los mejores chefs de Europa.

Fueron días donde se unieron la responsabilidad, el amor y la pasión por la gastronomía. El mundo de la hostelería nos puede brindar magníficos momentos y, en lo personal, la Gala Michelin fue uno de esos momentos. 

 

Como apasionado a la gastronomía que eres, ¿qué papel juega esta en la experiencia del cliente a la hora de visitar un destino?

Tiene un papel fundamental, y es uno de los pilares más importantes en el turismo actual.

Tener una oferta gastronómica muy alta y variada lleva a que el hotel, y el destino de Tenerife, se posicionen en el mercado y sea muy atractivo para el turista actual en busca de experiencias. 

Ritz Carlton-Abama es consciente de que la gastronomía es el mejor complemento de la infraestructura que ofrece el hotel y de todo lo que ofrece el destino. 

 

¿Y qué papel juega la innovación en la gastronomía y cómo se innova desde los fogones de los restaurantes en los que trabajas?

La innovación dentro del hotel se está dando día a día: probando e inventando nuevas preparaciones para estar a la vanguardia de las tendencias gastronómicas actuales. Por eso, cada cierto tiempo, los restaurantes cambian lo ofrecido al cliente, con nuevos platos y nuevas cartas. Esto provoca que el cliente siempre se encuentre frente a una nueva oferta gastronómica y, si el cliente es habitual, su experiencia nunca resulta repetitiva.

 

Sobre tu futuro profesional, ¿cuáles son tus objetivos a corto y largo plazo?

Mi futuro está muy claro: seguir en el mundo del turismo y, específicamente, en el ámbito gastronómico, seguir adquiriendo nuevos conocimientos, afianzar lo aprendido en las aulas de Ostelea y evolucionar dentro de la administración hotelera.

En un futuro, espero aplicar todo esto en mi país, sumando un esfuerzo más para impulsar el turismo de una manera organizada y profesional en Ecuador.

 

Hablemos también del momento de dejar atrás tu país. ¿Por qué decidiste “salir de tu zona de confort” y venirte a España para continuar con tu formación académica?

En primer lugar, porque el mundo del turismo evoluciona, cada día, a pasos agigantados. Si las personas involucradas en el sector no se preparan, terminarán desapareciendo y quedándose obsoletas en el futuro. Por eso, tomé la decisión de salir de Ecuador y buscar la mejor oferta académica que me brindase los conocimientos adecuados para satisfacer las exigencias actuales. Esto me llevó a Ostelea y fue la mejor opción para seguir con mis estudios. Además, España, como país muy potente en el turismo, era idóneo para estudiar.

 

Tras realizar el Máster en Dirección Hotelera y de Restauración durante la promoción 2016/2017, ¿te sientes más preparado para hacerle frente a tu futuro profesional y a tus nuevos retos y proyectos?  

Los conocimientos impartidos dentro de las aulas de la Escuela, más las experiencias fuera de ellas, brindan las herramientas adecuadas para que los estudiantes de Otelea se enfrenten los retos que exige el mundo del turismo y de la hostelería. 

Me siento muy preparado para seguir escalando en este entorno, con buenas bases y con fundamentos académicos que aportó mi paso por Ostelea

 

Más allá de la formación académica, ¿qué otras experiencias de las vividas en Ostelea destacarías?

¡Son incalculables! El compartir y tener la suerte de estar con personas de todas las partes del mundo crea un intercambio cultural muy grande, enriquecedor para los alumnos, por una parte. Por otra, y en lo personal, lo mejor que me llevo son mis compañeros de clase (los mejores que uno puede tener). Sin dudarlo, sé que llegarán a ser grandes protagonistas en el sector turismo. En lo académico, el Máster en Dirección Hotelera y de Restauración me pareció muy completo en contenidos, aunque lo que más destacaría de la Escuela es su networking y las salidas profesionales que ofrece, además de los profesores apasionados por el sector, que transmiten todos los conocimientos necesarios para afrontar la vida laboral.

 

Si tuvieses que destacar un solo elemento de Ostelea, ¿qué sería entonces?

¡Tratar de buscar el aspecto que defina la Escuela es una decisión difícil! Aunque optaría por la pasión por el turismo de los profesores que forman a los futuros profesionales. Sin duda, el claustro docente con el que cuenta la Escuela es un factor para destacar.

 

Ostelea