¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Todas las noticias

Gastronomía, economía y tendencias, principales temas analizados por Leonardo Gómez, Director Restaurante Bestial

Miércoles, Febrero 7, 2018


Hace algo más de un año, Leonardo Gómez estaba en las aulas de Ostelea formándose con el Máster en Dirección de Hoteles y Restauración. El 16 de enero de 2018 regresó al Campus de Barcelona, pero no en calidad de antiguo alumno, sino como ponente e invitado de la Escuela. “De las aulas de Ostelea a la dirección de un negocio de restauración” ha sido el título de la sesión Ciclo de Management que ofrecía Leonardo, quien, desde hace año y medio, es Director Restaurante Bestial del Grupo Tragaluz.

El restaurante que dirige se caracteriza por dos elementos que forman su valor diferencial. El primero de ellos, su cocina mediterránea con una amplia carta de platos a compartir, entrantes, pasta, arroces y pescados y carnes. Lo segundo, el entorno relajante creado frente al mar, en Front marítim de Barcelona y con una fantástica terraza jardín a varios niveles y con vistas al Mediterráneo.

En su charla, Leonardo Gómez distribuyó su tiempo para tratar cuatro temas principales: “cómo participa la hostelería en la economía de España, la evolución del consumo por parte del español versus el turista, la actualidad de la hostelería en Barcelona y, finalmente, nuevas tendencias y futuro”. 

El auge gastronómico

El sector de la restauración aportó, el año pasado, 35.131 millones de euros y se prevé un crecimiento del 4.5% para 2018. Las cifras son inspiradoras, pese que, con motivo de la crisis echasen el cierre algo más de 10 mil establecimientos hoteleros. Sin embargo, la situación que nos encontramos en la actualidad son calles repletas de ofertas gastronómicas, con Madrid y Barcelona a la cabeza, terrazas en cualquier acera o terraza de la ciudad, una mejora en la economía, un descenso en el paro y 75.6 millones de turistas que visitan España.

Consumidor foodie

Además, el invitado no habló solo de la situación gastronómica desde el punto de vista económico para los negocios y para el país, en general, sino también desde la evolución del turista. Los comensales están cada vez más informados de aquellos que quieren consumir. El universo foodie ha entrado en su casa, gracias, principalmente, a las redes sociales e internet. 

 

 

Barcelona y las cifras de la industria gastronómica y de restauración

Igualmente, también el Director del Restaurante Bestial diferenciaba el consumo entre españoles y turistas. Según un estudio realizado por el ayuntamiento de Barcelona y de Mercabarna, el barcelonés come o cena en un restaurante siete veces al mes. Principalmente, se debe a comidas de negocio o, en segundo lugar, en pareja. En total, la factura media de los ciudadanos en restauración alcanza los 1.536 euros. Por su parte, es el turista el que, cada vez, gana más peso en las cajas registradoras de los restaurantes de la ciudad: 2,4 millones de gasto anuales.

Centrado también en la ciudad de Barcelona, Leonardo relataba cómo en la ciudad condal se han contabilizado hasta 7.407 bares y restaurantes, aunque dejan un mapeo bastante diferente de la ciudad, en función del barrio en el que nos encontremos. Es el de Cerdà el distrito con más oferta de Barcelona, seguido por el centro de Barcelona. Al contrario, Les Corts y Pedralbes, a pesar de que sea la zona con mayor renta de la ciudad.

Cerveza artesana, vermut y gastronomía, café como estilo de vida… Tendencias y retos

Para finalizar la charla en el Campus de Barcelona de Ostelea, Leonardo Gómez también ha querido señalar una serie de tendencias de cara al futuro, así como un listado de retos a los que deberán hacer frente los directores de los negocios. Algunas tendencias ya llevan despuntando durante los pasados años. Entre estas, encontramos, por ejemplo, el furor por la cerveza artesana o por la coctelería, ambos como complementos a la oferta gastronómica o como propio motor de negocio.

También como complemento en la cena, se ha reinventado el culto al vermut. Una quinta parte de más de un centenar de bodegas tradicionales han optado, actualmente, por incorporar las degustaciones como un producto más, para evitar la pérdida de sus clientes. Al trato le acompaña una experiencia gastronómica como diferencial.

Espacios abiertos, fusionando los muebles, la decoración y la comida, el auge de los ‘bocatas gurmet’, la creatividad a la hora de ofrecer comida ecológica o las cocinas de otras partes del mundo son otras de las tendencias que analizaba el invitado.

 

 

Ostelea