¡LLÁMANOS AHORA! 900 535 641

logo

Actualidad

Todas las noticias

Los retos del turismo en cuanto a innovación y cambio climático por Dominic Lapointe, profesor de la Universidad de Quebec

Martes, Octubre 4, 2016


 

El Campus de Barcelona de Ostelea fue el escenario de la conferencia "Tourism innovation, living lab and some perspective for climate change adaptation", impartida por el profesor de estudios urbanos y turísticos de la Universidad de Quebec, Dominic Lapointe.

Experto en turismo y cambio climático, Lapointe acercó a los alumnos el concepto de Living Lab y lo que este puede aportar al sector turístico, “una industria innovadora, pero que a la vez no lo es tanto”, subrayó el canadiense al inicio de su intervención.

Y es que, para Dominic, a pesar de que la tecnología ha transformado el modo de viajar, los principales agentes siguen anclados en las mismas estrategias de marketing de siempre y no tienen en el centro de sus agendas la innovación. Así, “las cosas no han cambiado tanto como parece”, explica Lapointe, obstáculos ambientales, organizativos o trabas dentro del mismo proceso de innovación han impedido y siguen impidiendo un cambio más rápido y notable. “Estamos cansados de los discursos felices sobre la innovación tecnológica. Dejemos de crear necesidades y centrémonos en las que tenemos sin resolver”, sentenció, indicando que la manera como se interacciona para crear un producto es el punto que requiere más innovación actualmente.

Ante esto, para el profesor de la Universidad de Quebec, los Living Labs se presentan como una forma de intermediación entre todas las partes que intervienen en la heterogénea industria turística para fomentar y simular la innovación. Se trata de un servicio colectivo para innovar con la involucración de los usuarios en todo el proceso. Una “filosofía de innovación” donde los usuarios son los “conductores” hacia ella, abierta y que trabaja con la gente que quiere formar parte, sin el pretexto de la representatividad.

Aclarados los conceptos, Lapointe contó su experiencia con un Living Lab, cómo se interactúa con los turistas y se consiguen reacciones que resultan útiles y clave para sacar conclusiones. Además, expuso cómo esta filosofía o modus operandi puede ayudar al turismo a enfrentar uno de sus mayores retos y amenazas: el cambio climático. “Los Living Labs se presentan como una herramienta para fomentar la innovación en el contexto de la adaptación al cambio climático y conseguir ir más allá de la tríada ‘no hagas nada, mantén la línea, aléjate’ que se propone como única salida. No es cuestión de inventar nada, sino de unir puntos que se abordan por separado y que pueden desembocar en encontrar nuevas vías de hacer nuevas cosas frente a nuevos problemas”, detalló.

Con todo, los estudiantes de Ostelea pudieron comprobar cómo la industria turística tiene más por hacer de lo que parece y cómo la reacción inmediata que requieren algunos temas puede llegar a través de los Livin Labs.

 

 

Una ocasión para conocer las oportunidades del sector

Tras finalizar la conferencia, pudimos charlar unos minutos con Lapointe, quien opinó que conferencias como la organizada por Ostelea son “un buen ejemplo de cómo la ciencia y la investigación, que son realmente conceptuales, pueden ser útiles en un contexto muy concreto y pragmático”.

En este sentido, añadió: “El cambio climático es un fenómeno que está ocurriendo ahora mismo. Ver cómo podemos crear soluciones en un proceso científico es muy importante para los estudiantes, porque, por lo general, lo ven todo como conceptos separados, reciben los conceptos y las investigaciones sobre estos en las clases. Creo que es un buen ejemplo de cómo ambos pueden trabajar juntos y la necesidad que tienen de hacerlo”.

Sobre los Living Labs en concreto, el profesor nos explicó cómo pueden resultar un proyecto “demasiado ambicioso” para desarrollarse como estudiante, pues requiere mucho “networking y vínculos con inversores”. “Creo que lo que es importante para los alumnos es saber que esos procesos existen, que hay otros Living Labs y ver las oportunidades a su alrededor”, concretó Lapointe.   

Ostelea