Blog turismo
21 Noviembre, 2019

3 tendencias que dominarán el turismo MICE en 2019

 

 

La norma general dice que el turismo y los viajes se hacen por placer, sin embargo, la realidad es que hay una amplia cuota de turistas que visitan los destinos movidos por motivos profesionales.

 

Es el conocido como turismo de reuniones o turismo MICE –por su acrónimo en inglés que viene de Meetings, Incentives, Conventions and Exhibitions or Events– y se ha alzado como uno de los principales motores de desarrollo de la industria turística. Las cifras lo corroboran: más del 20% de los viajes turísticos que se realizan en el mundo se organizan por negocios, congresos, convenciones, viajes de incentivo…

 

Existen dos grandes diferencias entre el turismo tradicional y el turismo MICE. Por un lado, la baja estacionalidad de este último. Y es que mientras que para la mayoría de la sociedad las vacaciones se producen en fechas clave como Navidad, Semana Santa y verano, el vaivén de viajeros del turismo de reuniones es mucho más aleatorio. Esto permite desestacionalizar la demanda, promoviendo que la industria turística sea más rentable y estable.

 

Por otro lado, el perfil del turista MICE también es diferente a los viajeros tradicionales y es que los primeros están mucho más dispuestos a gastar más en compras, actividades de ocio, gastronomía, hoteles..., contribuyendo así al desarrollo del lugar de destino.

 

Por todo esto no sorprende que cada vez más ciudades se hayan volcado en desarrollar una oferta turística específicamente pensada para este tipo de público. Y es que ya que en los últimos años los países con mayor estabilidad socioeconómica han visto como se multiplicaban el número de eventos y ferias profesionales, los agentes del sector quieren aprovechar este cambio para tratar de captar un mayor número de viajeros.

 

En esta línea detectamos 3 tendencias que dominarán el turismo MICE el próximo año.

 

1. Más personalización

 

Del mismo modo que la personalización se ha convertido en un imprescindible en los viajes tradicionales, los turistas MICE también valoran y agradecen que el servicio, experiencia, excursión, hotel o actividad esté especialmente pensado para ellos.

 

Para lograrlo,  es imprescindible conocer mejor qué quieren hacer los participantes permitiendo además que se pueda actualizar su programa en todo momento. Esto debe afectar a todos los aspectos de la estancia, desde la comida hasta las actividades en las que participa.

 

 2. Experiencias únicas

 

Cierto, primero vienen por un congreso, pero luego se quedan a vivir la ciudad que los acoge y es muy probable que no sea su primera vez en ella. Por ello, es importante que cada estancia aporte algo único, no solo por las actividades que se puedan organizar sino porque permita regresar enriquecido del viaje.

 

Parte del éxito está en la introducción de actividades de wellness y mindfulness, otra tendencia en el mundo laboral. De esta forma, además de un viaje de negocios, este se percibe como un retiro para el cuerpo y la mente.

 

3. Destinos secundarios

 

Año tras año, Londres, Barcelona y Berlín encabezan la lista de los 10 destinos en Europa más demandados por el segmento MICE. Les siguen otras ciudades clásicas para este sector como Amsterdam, París, Madrid, Frankfurt, Roma, Munich y Praga.

Sin embargo, recientemente hemos observado un auge en la elección de los llamados «Destinos secundarios» para alojar este tipo de eventos. Eslovenia, Lituania, Malta… todos ofrecen, además de la novedad, una mejor calidad-precio en comparación a otras grandes ciudades.

 

 

 

Añadir nuevo comentario