Blog turismo
Instagram ha trasformado el mundo del turismo
01 Octubre, 2019

¿Sabías que el 48% de los usuarios de Instagram utiliza esta red social para descubrir y elegir los destinos turísticos que visitará en sus viajes? La cifra ha ido creciendo año tras año hasta convertirla en una herramienta imprescindible a la hora de planificar nuestras vacaciones.

 

La razón es evidente: Instagram se haya hecho un profundo hueco en nuestro día a día, pero es que además, entre nuestros contactos están nuestros familiares, amigos, compañeros en los cuáles confiamos y nos fiamos de sus gustos y recomendaciones. Pero no solo de gente de confianza se alimentan nuestros planes de hacer turismo, un clásico de Instagram es seguir a personas de referencia que tienen gustos, estilos de vida y motivaciones similares y cuyas escapadas también nos sirven de inspiración.

Al fin y al cabo, esta red social cuenta, de media, con una base de 400 millones de usuarios activos.

 

Por esta razón, no sorprende que muchos de estos usuarios de Instagram se hayan terminado por convertir en embajadores de la marca de sus propios países de estilo o, incluso, de muchas marcas relacionadas con los viajes.

 

¿Qué ha supuesto para las empresas del sector?

 

De hecho, hoteles, agencias de viajes, operadores turísticos, aerolíneas, etc. han visto en Instagram una herramienta para llegar a nuevos clientes y mercados. Y es que es innegable que a día de hoy las redes sociales son decisivas a la hora de contribuir de forma notable en el incremento del volumen de negocio de cualquier agente turístico.

 

Esto es porque, con las acciones adecuadas, esta red social permite ampliar la presencia del negocio, presentando y promoviendo su producto turístico en un canal con una audiencia amplia, variada y recurrente.

 

Además es una forma ideal para trabajar la buena reputación del actor turístico. Al permitirle hacer acciones de marca, vincularse con perfiles que mejoren su reconocimiento y atributos y posicionándose en cuestiones como el turismo sostenible, la formación o el patrimonio cultural como ejes para labrarse una mejor reputación online y offline.

 

Del mismo modo, esta red social permite hacer un estudio de mercado y de la demanda a nivel digital –aunque algunos datos se puedan aplicar también fuera del mundo online–. A diferencia de otros canales, en Instagram podemos saber cómo es exactamente la audiencia a la que nos dirigimos, qué tipo de contenidos o productos son sus favoritos y sus hábitos de consumo. Esto es una ventaja a la hora de gestionar ofertas, crear nuevos productos y marcar una estrategia de ventas.

 

 

 

Añadir nuevo comentario