Blog turismo
14 Noviembre, 2019

Turismo cinematográfico: los destinos de cine están de moda

 

Empezar un nuevo año tiene algunas tradiciones implícitas, como el hacer una lista con nuevos propósitos, plantearnos nuevos retos y reorganizar nuestra rutina. Fuera del ámbito personal, esta época del año también tiene varias citas de referencia especialmente relacionadas con el mundo del cine.

 

Los Globos de Oro dan el pistoletazo de salida a dos meses de premios para el séptimo arte que siguen con los Premios Goya y que culminan con la entrega en febrero de los afamados Premios Oscar. Unas citas que pretenden reconocer el talento y las mejores producciones del último año.

 

Sin embargo, desde el punto de vista del turismo, el interés por el cine va un paso más allá y es que lo que al principio comenzó como una práctica muy vinculada al fenómeno fan, poco a poco se ha convertido en una tendencia en auge.

 

En su definición más estricta, el turismo cinematográfico es una forma de viajar o de elegir ocio muy ligada a ubicaciones geográficas relacionadas con el cine. Se trata, por tanto, de una modalidad de turismo activo que incluye varias modalidades: visitar sitios donde se desarrolla la trama de una película, lugares de rodaje de producciones cinematográficas, ciudades donde se ubican grandes estudios cinematográficos, museos, plazas y otros lugares relacionados con el cine, sitios donde se realizan proyecciones de películas al aire libre…

 

Turismo de impacto

 

Algunas ciudades ya han sido testigo de cómo el turismo cinematográfico engrosaba los beneficios generados por el sector turístico. Es el caso de concreto de Nueva Zelanda, Reino Unido o París que desde hace años experimentan un repunte en esta línea gracias al éxito de películas como El Señor de los Anillos, Harry Potter o El código Da Vinci.  

 

Esto se traduce en cerca de 40 millones de viajeros que cada año deciden visitar un destino concreto con la intención de recorrer los escenarios de una película.

 

Añadir nuevo comentario