Aventura y naturaleza, gran oportunidad del turismo peruano
Noticias
Aventura y naturaleza, gran oportunidad del turismo peruano
02 Marzo, 2020

Aventura y naturaleza, gran oportunidad del turismo peruano

  • En total, ocho de cada diez turistas extranjeros hacen viajes relacionados con la naturaleza del país, donde la práctica más común es visitar áreas o reservas naturales.

La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó en 2012 la histórica resolución de considerar el ecoturismo como “un elemento clave para la lucha contra la pobreza, la protección del medio ambiente y la promoción del desarrollo sostenible”, en esa medida, se fomenta a promoverlo a través de políticas públicas, reconociendo su potencial positivo en la educación, la creación de empleos, generación de ingresos y la lucha contra la pobreza, al tiempo que fomenta la conservación y el uso sostenible de los espacios naturales.

Ostelea, Escuela de Management en Turismo, realizó un estudio sobre el ecoturismo en Perú, donde se destaca que es un destino clave para este tipo de turismo debido a que es uno de los países considerado con más biodiversidad del mundo. De acuerdo con National Geographic, el país ocupa el segundo lugar del mundo con mayor biodiversidad, solo superado por Madagascar.

“Es interesante ver el perfil del turista que realiza actividades de naturaleza, suele tener un promedio de 37 años, residente de Latinoamérica, es hombre, soltero y con estudios universitarios. Su estancia media suele ser de 13 noches y el gasto total, sin tener en cuenta el rubro de transporte para su traslado al país, es de 1.429 dólares, estas son cifras oficiales de PROMPERÚ”, informó Pablo Díaz, docente de Ostelea y realizador del informe.

 

Aventura y naturaleza Ostelea

 

Por otro lado, el 87% de los viajeros de larga distancia (no provenientes de Latinoamérica), realiza actividades vinculadas a la naturaleza, mientras que el 73% participa en actividades relacionadas con la aventura. Las actividades más practicadas son las relacionadas con la cultura y las compras.

El Gobierno informó que el 60% de los turistas extranjeros practicaron actividades de aventura, hubo 0,7 millones de viajes que incluyeron turismo de aventura entre sus actividades, visitaron tres departamentos de media, con una estancia de 13 noches y un gasto promedio total de 1.748 US$. Los datos reflejan un incremento del gasto respecto a 2017, cuando el promedio fue de 1.417 US.

Entre las actividades más realizadas se encuentran la práctica del trekking o hikking (39% de los turistas las realizaron), los paseos en bote, lancha o kayak (35%) y la práctica de montañismo (11%). El turismo de naturaleza, en cambio, es realizado por 8 de cada 10 turistas extranjeros. Esto significa que 0,9 millones de viajeros realizaron prácticas turísticas vinculadas a la naturaleza en el itinerario de su visita. Las actividades más solicitadas son: la visita a áreas o reservas naturales (68%); pasear por ríos, lagos o lagunas (49%); y la observación de aves (32%).

Según el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, en Perú existen 158 Espacios Naturales Protegidos (ENP), representando el 16,93% del territorio. Los ENP están divididos en las siguientes categorías: Parques Nacionales, Reservas Nacionales, Reservas Comunales, Santuarios Nacionales, Santuarios Históricos, Reservas Paisajísticas, Bosques de Protección, Refugios de Vida Silvestre y Cotos de Caza.

Los más visitados durante el 2018 fueron el Parque Nacional Machu Picchu. Declarada una de las 7 Maravillas del Mundo, el lugar recibió 1.578.030 visitantes, frente a los 1.411.279 de 2017, lo que supone un crecimiento interanual de 12%. Del total de visitantes, el 78% fueron extranjeros, con 1.228.492 en comparación a los 349.538 turistas nacionales. Los meses con más visitas fueron, julio para los turistas extranjeros (11%) y agosto para los turistas peruanos (16%) y los cinco principales países emisores fueron en orden: Estados Unidos, Brasil, Chile, Argentina y Francia.

En el segundo lugar del ranquin de ENP más visitados, se encuentra la Reserva Nacional de Islas Ballestas con 499.199 visitantes, la Reserva Nacional de Paracas (427.013) y el Parque Nacional Huascarán con 378.440 turistas.

El Gobierno de la Nación estima que existen 25.000 especies vegetales (el 30 de las plantas del país son autóctonas), 2.000 especies de peces y más de 500 de mamíferos y de anfibios. Los últimos datos de la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo revelaron que el 48% de los turistas extranjeros visitaron alguna comunidad nativa o campesina, mientras que el 80% visitó algún área o reserva natural.

Las cifras del turismo nacional

La evolución creciente del turismo se aprecia en el aumento de turistas respecto a la última comparación anual. Salvo la región de Oceanía, que ha sufrido un descenso interanual de -6% respecto a 2017, todas las regiones del mundo han aumentado su número de visitas en el último año advirtió Mincetur. Además, destaca sobre todo el crecimiento de África, con un crecimiento de 17%. Llama también la atención América del Sur y Central, ambas con un 12% superior al año 2017, y Asia, con un aumento de 10%

Según las estimaciones del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima, el sector turístico en Perú supone el 3,3% del PIB, la tasa más alta entre los países de Sudamérica. Además, genera 1,1 millones de empleos, de los cuales 400 mil se consideran directos y se espera que la tasa aumente en 2,8% anual hasta alcanzar los 548 mil empleos directos en 2028.

¿En qué mejorar?

La Cámara de Comercio menciona ciertos asuntos a mejorar que pueden estar incidiendo para que Perú sea uno de los países Latinoamericanos más retrasados en cuanto al desarrollo de su potencial turístico, entre ellos pueden destacarse:

1) El sistema de transporte básico y la congestión vehicular.

2) La alta informalidad del sector.

3) La inseguridad.

4) La infraestructura terrestre y portuaria.

Para concluir, Pablo Díaz, docente de Ostelea, destacó: “Sin embargo, diversos estudios alertan de que la amplia mayoría de las ofertas turísticas que se presentan como ‘amigables con la biodiversidad’ o ‘ecológicas’, no evidencian criterios claros o explícitos con respecto a la concepción y los mecanismos de conservación, eso es una advertencia del Ministerio de Ambiente. Los destinos carecen en general de protocolos y metodologías objetivas de conservación que permitan su seguimiento y evaluación a través de indicadores y objetivos. Estos no deben consistir sólo en el monitoreo de resultados sobre los aspectos biofísicos, como generalmente se produce, sino que la esfera social y cultural, incluyendo cuestiones de educación ambiental y la calidad de vida de las poblaciones locales, deben ser consideradas igualmente importantes en la evaluación de objetivos de protección y conservación”.

 

SOLICITA EL INFORME AQUÍ

Añadir nuevo comentario