Tipos de turistas y cómo llegar a ellos
Blog turismo
Tipos de turistas y cómo llegar a ellos
06 Febrero, 2020

Tipos de turistas y cómo llegar a ellos

Viajar se ha convertido en una verdadera necesidad en el mundo moderno. De acuerdo a la Organización Mundial de Turismo (OMT), en el año 2018 se registraron un total de 1.400 millones de llegadas de turistas internacionales. Este crecimiento representó un 6% respecto al año 2017 y se mantuvo incluso para el año 2019 proyectando al sector turismo como uno de los principales motores de crecimiento y desarrollo económico a nivel mundial para esta nueva década.

Además, según la OMT, durante estos últimos años han ido cambiando las razones por las que la población hace turismo. Algunos de sus principales motivos son: la práctica de actividades saludables, la espiritualidad, el enriquecimiento cultural, la práctica de negocios y la formación o el aprendizaje. Esta última encuentra en Ostelea como un ejemplo claro por su importante presencia de alumnado de procedencia internacional.

Este nuevo perfil de viajeros nos ha permitido detectar distintos tipos de turistas, de los cuáles hablaremos a continuación y analizaremos un poco de forma individual. De esta manera podremos definir una estrategia para llegar a ellos y ofrecerles una experiencia optimizada. El turista gourmet, el cultural, el trabajador, el comprador y el aventurero son las cinco categorías.

El turista gourmet

Para el turista gourmet, también llamado “foodie”, su brújula es el sentido del gusto y su pasión por la gastronomía es la que le motiva a conocer el mundo. Para él no existe un límite de bares, pubs o restaurantes por visitar. Además, suele ser bastante empático y se decanta por degustar la comida de un país, vivir “likealocal”, conocer a su gente y, con ello, su historia.

Si quieremos captar la atención del turista gourmet hay que ofrecerle destinos que supongan un reto para su paladar porque lo que busca es escuchar nuevas historias contadas por las manos de expertos en F&B que elaboran los platos tradicionales.

El turista cultural

El turista cultural se mueve por la historia de la civilización y la forma en como ésta se manifiesta en las tradiciones de un país. Los turistas culturales suelen ser los más tolerantes debido a su capacidad para abrazar las distintas realidades en su entorno. Además, desarrollan un amplio conocimiento del arte, la arquitectura e incluso la religión.

Si queremos tocar la fibra del turista cultural debes tener a la mano dos cosas primordiales: un guía turístico que conozca el terreno y sea capaz de contestar a todo tipo de preguntas y un calendario de festividades, ya que las celebraciones tradicionales suelen ser una buena ocasión para el enriquecimiento cultural.

El turista trabajador y los nómadas digitales

El turista trabajador es un individuo bastante interesante. Por un lado, existen los nómadas digitales que trabajan como freelancers y encuentran en los viajes una fuente de inspiración para poder trabajar. Por el otro, existen aquellos a quienes su trabajo les exige viajar constantemente por negocios y reuniones. El turista trabajador da la bienvenida al concepto Bleisure. Este colectivo dispone de cortos periodos de tiempo para conocer nuevos destinos, por lo que si queremos conectarnos con él debemos ofrecer un itinerario conciso en el que conozca los aspectos más relevantes del país que visita de acuerdo con su agenda.

El turista comprador

El turista comprador es la ultima evolución del consumidor compulsivo que viaja con una maleta casi vacía y espera llenar en un destino cosmopolita. La persona que practica turismo de compras es bastante planificadora, ahorra hasta el último centavo en gastos de hospedaje y está alerta a cualquier posibilidad que surja sobre ofertas, promociones, pagos e impuestos.

Si queremos llegar al turista comprador debemos ofrecer todas las facilidades para hacer de sus compras una experiencia sencilla. Eso incluye aspectos como un buen transporte, una óptima gestión en el aeropuerto y, sobre todo, incluir un mapa detallado de tiendas o haer hincapié en las marcas de lujo, un importante reclamo del turista oriental.

El turista aventurero

El turista aventurero es el más liberal de todos. Esta práctica también se conoce como Turismo Slow y se diferencia porque su sentido de libertad y intrepidez lo mueven a conocer al mundo sin más planificación que una mochila, un pasaporte y unos buenos zapatos. Para el turista aventurero no hay un destino al que llegar, sino que el camino se convierte en el viaje. No existen itinerarios, no existen agendas planificadas, solo la necesidad constante de aventura.

No es sencillo conectar con el turista aventurero ya que su propio ímpetu es el que lo moviliza.Para satisfacer las exigencias de este colectivo existen interesantes oportunidades profesionales de la mano del consultor de viajes.

Tipos de turistas y cómo llegar a ellos

Añadir nuevo comentario